Vigilan avance de la reconstrucción del sistema hidráulico del Valle de Sula

A finales de 2020, las tormentas Eta y Iota destruyeron los bordos del Valle de Sula y el bordo del aeropuerto Ramón Villeda Morales, de San Pedro Sula.

Todavía existe riesgo de que las reparaciones no estén terminadas cuando se registre la temporada lluviosa.
Todavía existe riesgo de que las reparaciones no estén terminadas cuando se registre la temporada lluviosa.

San Pedro Sula, Cortés.

De los 900 kilómetros de bordos que conforman el sistema hidráulico del Valle de Sula, 80 kilómetros resultaron dañados como producto del desbordamiento de los ríos Chamelecón y Ulúa durante el paso de las tormentas tropicales Eta y Iota que azotaron fuertemente el país en 2020.

En un año que fue considerado como un período cíclico de eventos climatológicos de alta magnitud, Eta y Iota generaron caudales por arriba de los 4,700 metros cúbicos por segundo.

La Comisión para el Control de Inundaciones del Valle de Sula (CCIVS) ha venido trabajando a paso lento en la rehabilitación del sistema hidráulico de cada uno de los tramos de bordo dañados, con la finalidad de garantizar la protección de la población y sus bienes, así como la producción agrícola y ganadería de esos sectores.

Lea: CNE: Papeletas sobrantes se romperán después de la elección

Según las autoridades de la CCIVS, el 65% de estos tramos han sido adjudicados, ejecutados y finalizados bajo la veeduría de la población que vive en las comunidades beneficiadas, que se vuelven vulnerables durante la temporada de lluvias.

Osmín Bautista, portavoz de la Mesa de Trabajo y miembro de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), señaló que “al comparar los 80 kilómetros de bordos que se dañaron contra los 900 que quedaron en pie, nos da una buena muestra de que a pesar de estos daños catastróficos, la mayoría se mantiene”.

“La historia nos viene demostrando que esas catástrofes se dan a finales de septiembre, octubre y noviembre, por lo que se está trabajando de forma acelerada para finalizar los proyectos de la rehabilitación de estos bordos”, mencionó Bautista.

Agregó que de los siete proyectos desarrollados en los tramos de bordos en la margen derecha del río Ulúa, sector Finca 11, solo uno no ha finalizado su ejecución. “El contratista ya está en el sitio y no se necesita un proceso licitatorio, según manda la ley, que esto es lo que ha venido postergando todos los trabajos que se han venido haciendo, pero la ventaja que tenemos es que ya tenemos al contratista allí”, aseguró Bautista.

Además: Viceministro Roberto Cosenza: "No hay más casos de hongo negro en Cortés"

La Mesa de Trabajo para la rehabilitación de los bordos mantiene la vigilancia del avance de la reconstrucción del sistema hidráulico del Valle de Sula, por lo que realiza reuniones informativas y visitas de campo cada viernes.

El ministro de Gobernación, Justicia y Descentralización, y presidente de la junta directiva de la CCIVS, Leonel Ayala, indicó que en cada reunión de trabajo se conocen informes de que se avanza un 6% semanal en las reparaciones de los bordos.

“De manera general queremos estar conscientes y definirle a la población que los trabajos avanzan y que estarán listos para la temporada lluviosa que básicamente es de septiembre a noviembre”, recalco Ayala.

La Prensa