Gobierno dice estar listo para tomar decisión sobre salario mínimo

Las negociaciones por incremento al salario mínimo en Honduras tendrán en el Gobierno la decisión, tras meses de idas y vueltas.

Durante meses, obreros y empresarios negocian, sin acuerdo, el incremento salarial para 2021.
Durante meses, obreros y empresarios negocian, sin acuerdo, el incremento salarial para 2021.

Tegucigalpa, Honduras.

La negociación por el incremento al salario mínimo en Honduras se ha extendido durante 2021. Las conversaciones entre empresarios y obreros empezaron en noviembre de 2020. Debían alcanzar un acuerdo en diciembre, pero múltiples reuniones no han llegado a buen puerto.

Ahora, el Gobierno, miembro de la denominada 'mesa tripartita', tendrá que decidir, por decreto, las medidas a tomar. Su papel en dicha mesa de negociaciones es desatar ataduras por falta de acuerdo.

En tanto, el ministro coordinador general de Gobierno, Carlos Madero, dijo este viernes que (como Gobierno) "están listos" para tomar una decisión respecto al incremento salarial correspondiente a 2021.

“El Gobierno está totalmente listo para tomar una decisión sobre el nuevo salario mínimo y será con mucha responsabilidad, porque los trabajadores merecen tener una compensación salarial este año, ya que sabemos que ha sido difícil”, explicó el funcionario.

Madero prometió que la decisión gubernamental será "técnica y muy racional". Son distintos los escenarios planteados en la mesa de negociaciones. Empresarios argumentan que aumentar el salario mínimo desencadenaría una profunda crisis, a consecuencia, además, de la pandemia del coronavirus.

En tanto, obreros plantean que el costo de la vida ha aumentado ostensiblemente, derivado de la propia pandemia del coronavirus, que duplicó la tasa de desempleo en el país (11%). Sin embargo, dirigentes obreros han dicho que no aceptarán propuestas inferiores al 4% de aumento. A pesar de esto, empresarios optan por buscar mecanismos de acuerdo para aplazar la medida hasta 2022, en tanto las arcas empresariales se recuperen.

Aunque explica Madero que se debe "encontrar una solución" para el incremento salarial, menciona que "también se tiene que cuidar a la micro y pequeña empresa porque generan el 70% de los empleos en el país”.

“Esperamos tomar una decisión, porque los trabajadores no pueden esperar más, por eso el Gobierno ya tiene analizados los posibles escenarios que se pueden presentar en esta negociación”, expuso.

Para el funcionario, la negociación es compleja, a consecuencia del contexto pandémico que Honduras atraviesa. "La situación económica del país es grave, pero se necesita un incremento al salario mínimo”, extendió.

En tanto, obreros y empresarios se reunirán para negociar y ser informados por el Ministerio de Trabajo en torno a la negociación del incremento salarial hondureño.

Asimismo, sector empresarial advirtió ayer que si el Gobierno decide de manera unilateral definir el aumento al salario mínimo y este es desproporcionado, causará más cierres de empresas, pérdida de puestos de trabajo y crecimiento de la informalidad.

La Prensa