Condenan a 12 años de cárcel a expolicía

Ludwig Criss Zelaya trabajaba con el cartel de los Cachiros. A él le encargaron la muerte de un periodista, la víctima resultó ser Aníbal Barrow.

Ludwig Criss Zelaya
Ludwig Criss Zelaya /

Tegucigalpa, Honduras.

El exoficial de la Policía Nacional, Ludwig Criss Zelaya Romero, fue condenado ayer a 12 años de prisión en Estados Unidos por tráfico de drogas y uso de armas.

Zelaya Romero fue considerado por la Fiscalía de Estados Unidos como un aliado estratégico del cartel de Los Cachiros en el interior de la Policía hondureña. “Era un miembro de confianza de la organización durante más de una década. Durante ese tiempo, aunque nominalmente también estaba empleado como oficial de policía, cometió asesinatos, reclutó equipos de sicarios y protegió las masivas cargas de cocaína mientras transitaban por Honduras en ruta a Estados Unidos”, describió la Fiscalía en un documento federal.

LEA: El Congreso Nacional tiene dos semanas cruciales para aprobar ley

Según las investigaciones de la Fiscalía de EUA, en 2012, Devis Leonel Rivera, cabecilla de Los Cachiros, dirigió a Zelaya Romero junto con un equipo de sicarios a Puerto Lempira para asediar a un narcotraficante rival. En julio de 2013, el Cachiro le encargó al exoficial el crimen de un periodista que había sido crítico con él.

Tome nota
El subcomisiario (r) fue extraditado a finales de 2016 a Estados Unidos y en 2018 se declaró culpable de los cargos.
La Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York condenará hoy 11 de mayo al exdiputado de OlanchoFredy Nájera. La Fiscalía de EE UU ha solicitado que se imponga a Nájera una pena de cadena perpetua.

“Como resultado, un periodista llamado Aníbal Barrow, aunque no era el objetivo previsto, fue asesinado”, señala la investigación.

En una entrevista con la DEA, Zelaya admitió que se sorprendió cuando escuchó que Aníbal Barrow había sido asesinado porque él no era el objetivo.

El exagente fue una pieza clave de los Cachiros y los Valle Valle en una masacre perpetrada por sus sicarios en las afueras del aeropuerto Ramón Villeda Morales, de La Lima, en 2011. En el ataque murieron seis personas que eran miembros de la pandilla conocida como los Grillos.

De acuerdo con lo relatado por Zelaya a los agentes de la DEA, los Grillos habían robado 100 kilogramos a los Cachiros y los Valle, quienes después del robo decidieron enviar un mensaje a sus rivales que esa conducta no sería tolerada.

La Prensa