Más noticias

Policía advierte que no permitirá tomas de carreteras, saqueos ni vandalismo

Autoridades establecen su postura en relación con las protestas que han tenido lugar en las últimas horas

El director general de la Policía, comisionado José Aguilar Morán, durante su comparecencia en la conferencia.
El director general de la Policía, comisionado José Aguilar Morán, durante su comparecencia en la conferencia.

Tegucigalpa, Honduras

En conferencia de prensa y con relación a las acciones de protesta que han tenido lugar en las últimas horas en diversos puntos del país, la Policía Nacional emitió un comunicado en el que establecen su postura con respecto a las mencionadas protestas.

El director general de la Policía, comisionado José Aguilar Morán, declaró que la institución mantendrá “el estado de derecho y gobernabilidad”, asegurando que todo ciudadano “puede manifestarse de forma pacífica”, pero señalando que la autoridad policial no permitirá “las tomas violentas, tomas de carreteras, saqueos, vandalismo” en vista del efecto negativo que dichas acciones tienen sobre la economía.

Aguilar adelantó que las fuerzas policiales serán desplegadas por el territorio nacional a través de operativos, retenes “para garantizar las vidas, los bienes de las personas”.

Comunicaco Policía Nac(800x600)
Comunicado emitido por las autoridades policiales este lunes.

De acuerdo con el documento leído durante la conferencia, la Policía declaró su respaldo a las instrucciones giradas desde la Presidencia de la República a fin de “preservar el buen funcionamiento de las estructuras gubernamentales”.

La autoridad policial reiteró su compromiso para “mantener el orden” y garantizar a la población el “derecho a la libre circulación y locomoción en todo el territorio hondureño”, salvaguardando “la integridad física de las personas y sus bienes”.

El documento recordó a la ciudadanía que las fuerzas de seguridad están facultadas para desalojar a quienes participen en manifestaciones que incumplan lo estipulado en el artículo 79 de la Constitución, que se refiere al derecho de manifestarse públicamente de manera pacífica.

El documento finaliza exhortando a la población a “respetar la ley y abstenerse de la comisión de acciones constitutivas de delito”.