Por peligro de fuga, Marco Bográn y Moraes quedan en prisión

Después de presentar 50 medios de prueba, el MP logró auto de formal procesamiento y prisión preventiva contra los dos implicados en la compra irregular de hospitales móviles.

Los dos exfuncionarios después de salir de la audiencia fueron remitidos al Primer Batallón.
Los dos exfuncionarios después de salir de la audiencia fueron remitidos al Primer Batallón. /

Tegucigalpa, Honduras.

Una jueza dictó ayer auto de formal procesamiento y prisión preventiva contra Marco Bográn y Alex Moraes, implicados en la compra irregular de siete hospitales móviles, porque existe riesgo de fuga.

La defensa legal de los exfuncionarios de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) dijo que interpondrá en los próximos días un recurso de apelación.

Bográn, exdirector de Invest-H y Moraes, exadministrador de Invest-H, son acusados por dos delitos de fraude y dos de violación de los deberes de los funcionarios tras detectar que tuvieron una participación desmedida en la adquisición de siete hospitales móviles, que ascendió a los L1,174 millones.

LEA: Honduras registra su puntuación más baja en ocho años en índice de corrupción

“Vamos a esgrimir todos los medios de defensa que no fueron tomados en cuenta por la jueza”, anunció el abogado de Marco Bográn, Marco Tulio Castro.

En la resolución judicial dada ayer por la mañana, la jueza aseveró que a los imputados se les dictó la medida de prisión preventiva porque existe un peligro de fuga.

“Eso es completamente falso, si ellos hubiesen querido fugarse lo hubieran hecho desde el primer momento, lo que pasa es que la jueza estimó de que ambos gozan de medios para poder fugarse; pero esa no es la intención de ellos”, manifestó Castro.

Para dictar el auto de formal procesamiento con la medida de prisión preventiva, la jueza Vera Barahona concluyó que los imputados violentaron la Ley de Contratación del Estado con respecto a las garantías y el procedimiento de compra.

La audiencia inicial de los funcionarios arrancó el sábado 10 de abril y finalizó este miércoles.

El Ministerio Público presentó 50 medios de prueba, frente a seis medios de prueba de la defensa privada de los imputados.

Según el MP se dio como hecho probado en la audiencia que “la compra se hizo al margen de lo que establece la Ley, según contraste de oferta y de proveedores, sin garantías de calidad, sin garantía de cumplimiento, sin mantenimiento de oferta, sin un plazo fijo de instalación, sin observar la garantía de pago anticipado y sin previa autorización del Consejo Directivo de Invest-H”.

Fianza

Los abogados defensores admitieron que durante la audiencia inicial ofrecieron una fianza hipotecaria de más de ocho millones de lempiras con el fin de que se les dictaran medidas distintas a la prisión.

Sin embargo, la togada Barahona no admitió la misma y más bien ordenó enviar a los exfuncionarios a un recinto carcelario en el Primer Batallón de Infantería en la capital.

La Prensa