Mueren por covid-19 un gerente de Hondutel, anestesiólogo y una pastora

Las víctimas en esta ocasión son Ernesto Pineda, Saúl Martínez y Denia Tábora.

Ernesto Pineda murió en San Pedro Sula, Saúl Martínez en Tegucigalpa y Denia Tábora en Santa Rosa de Copán.
Ernesto Pineda murió en San Pedro Sula, Saúl Martínez en Tegucigalpa y Denia Tábora en Santa Rosa de Copán.

San Pedro Sula, Cortés.

La pandemia del covid-19 sigue cobrando vidas en el territorio hondureño, ya que en las últimas horas se reportó la muerte de un conocido funcionario de San Pedro Sula, un técnico anestesiólogo de la capital y una pastora evangélica en el departamento de Copán.

Se trata de Ernesto Pineda, quien trabajaba como gerente nor-occidental de la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel), catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (Unah-vs) y profesor de un instituto técnico a nivel medio.

Pineda murió producto del covid-19 esta madrugada en el interior del Instituto Hondureño de Seguridad Social (Ihss) de San Pedro Sula.

Puede leer: Sólo viajeros con prueba de covid negativa podrán abordar vuelos

Este mismo miércoles, a las 2:00 de la madrugada, Saúl Midence Martínez, quien laboraba como anestesiólogo, pereció en la sala de obervación del Seguro Social de Tegucigalpa.

Según se conoció, Midence Martínez tenía bastantes años de trabajar precisamente en el Seguro Social, por lo que su deceso se suma al lista de pérdidas físicas dentro del personal sanitario en Honduras.

Además: Vacuna comprada por Honduras a través de Covax costará 2.60 dólares

En las últimas horas también se conoció del fallecimiento por coronavirus de la pastora Denia Elizabeth Tábora, quien dirigió recientemente la iglesia Maranatha Asambleas de Dios en la ciudad de La Entrada, Copán, y otras congregaciones en los alrededores.

La líder evangélica expiró luego de ser atendida por esta enfermedad en una sala del Hospital de Occidente en Santa Rosa de Copán.

Pandemia aún no baja

La cifra de muertos en Honduras por covid-19 aumentó hasta el 26 de enero del presente año 3,486 y la de contagios a 142,880, según el informe diario del estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

La alta incidencia de casos de muertos y contagios sigue en alza en el país, que ayer registró 24 nuevos decesos, indicó el Sinager en un comunicado. Además, de 3,125 pruebas PCR procesadas por el Laboratorio Nacional de Virología, 896 dieron positivo con la mortal enfermedad.

pandemia.190(1024x768)
El personal sanitario del país insiste a la población a que se deben intensificar las medidas de bioseguridad ante el colapso de los hospitales.

El organismo sanitario añadió a sus registros 1,161 hondureños hospitalizados que han contraído la covid-19, de los que 757 presentan un cuadro clínico estable, 360 están graves y 44 en unidades de cuidados intensivos. Según el informe oficial, 120 nuevos pacientes se han recuperado, con los que ya suman 60.597.

La pandemia de covid-19 se comenzó a expandir en marzo de 2019, cuando fueron confirmados los primeros contagios, cerrando ese mes con al menos 10 personas fallecidas.

En la balanza siguen la salud y la economía

Ante la alta incidencia que ha tenido la pandemia entre diciembre y enero, la Mesa Multisectorial sobre la mortal enfermedad no descarta endurecer de nuevo las medidas de circulación de las personas, según dijo el coordinador general del Gabinete de Gobierno, Carlos Madero.

En la Mesa Multisectorial, según el alto funcionario, se está discutiendo cómo hacer un balance entre la débil economía del país y la pandemia, que ha llevado a la ruina a muchas micro, pequeñas y medianas empresas.

Madero subrayó que la pandemia sigue dejando más muertos y contagios diarios, y que si la población no acata de manera rigurosa las medidas sanitarias recomendadas, se estaría volviendo a reducir la circulación de las personas, lo que supone el agravamiento de la situación de las fuerzas productivas del país.

Médicos que están al frente de la pandemia en los hospitales públicos, lo mismo que autoridades de la Secretaría de Salud, han venido advirtiendo en los últimos días que los nosocomios pueden llegar a colapsar con tantos casos de la mortal enfermedad que se están registrando.

Según fuentes oficiales, las primeras dosis de vacuna contra la covid-19, que serían para todo el personal sanitario que está al frente de la pandemia, estarían llegando en marzo a través del mecanismo Covax que impulsa la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Prensa