Ejecutan 15 proyectos de reconstrucción, dragado de ríos y mitigación en Chamelecón

La inversión en los 15 proyectos es de 28 millones de lempiras y generará unos 5,000 empleos directos e indirectos.

Se espera que las obras estén concluidas antes de septiembre próximo.
Se espera que las obras estén concluidas antes de septiembre próximo.

San Pedro Sula, Cortés.

El Gobierno ejecuta 15 proyectos de construcción, reconstrucción, dragado de ríos y otras obras de mitigación que estarán finalizadas antes de septiembre próximo en el sector de Chamelecón, según informó el ministro de Gobernación, Justicia y Descentralización, Héctor Leonel Ayala.

Las obras que se desarrollan en la actualidad se derivan de la adjudicación vía licitación pública en diciembre pasado, luego de la emergencia por los estragos causados por las tormentas Eta y Iota, en especial en el Valle de Sula.

Ayala pormenorizó que los 15 proyectos son coordinados por la Comisión para el Control de Inundaciones del Valle de Sula e inicialmente están focalizados en Chamelecón, y adelantó que posteriormente se harán obras en La Lima, en el Canal Maya, en la cuenca del río Ulúa y en el sector de Tegucigalpita, en Omoa.

Entre las obras de impacto de mitigación están las de la aldea Chotepe, de San Pedro Sula, con la que se benefician más de 1,200 familias.

El ministro Ayala aseguró que se brindó asistencia humanitaria desde un inicio, además del trabajo con maquinaria pesada para limpiar de escombros y lodo sus calles y avenidas luego de que el río del mismo nombre arrasara dicha comunidad en las afueras de la capital industrial.

“Lo que ven a mis espaldas es el principal boquete que se abrió con las tormentas Eta y Iota, fue la que inundó toda la comunidad dejando sedimentos, destrucción de viviendas y pérdidas materiales”, indicó el presidente del patronato de esa localidad, William Andrés López.

Lea: La reconstrucción en el norte de Honduras debe centrarse en las personas

El comisionado presidencial para el Valle de Sula expresó que “la meta es que antes de septiembre de 2021 ya podamos tener todas las obras que se requieran producto de esta emergencia”.

“No podemos esperar las lluvias de mayo y de septiembre para tener listos los trabajos de reparación y obras de mitigación”, subrayó Ayala. Reveló que el Poder Ejecutivo trabaja en la conformación de un instituto que se encargue del tema de control de inundaciones.

Las obras tienen un costo de 28 millones de lempiras y del presupuesto ordinario quedan 72 millones de lempiras con el fin de hacerle frente a todas estas demandas de la emergencia en el Valle de Sula, según precisó el funcionario.

Ayala manifestó que se estima que los empleos generados por la construcción de estas obras son aproximadamente 5,000 entre directos e indirectos.

El comisionado para el Valle de Sula detalló que con parte de los trabajos que se realizan se fortalecerán los bordos de contención de los ríos Chamelecón y Ulúa. Los trabajos a mediano plazo son los dragados en los ríos Ulúa y Chamelecón.

“Todos esos trabajos se sumarán al fortalecimiento del paso de canales como el Chamber en Puerto Cortés e implica la construcción de nuevos también para poder incorporarlos al sistema de control de inundaciones”, explicó.

“Tenemos que buscar la salida al mar de ambos ríos, pues están azolvados. El río Ulúa hay que dragarlo para que tenga salida al mar hasta El Progreso y el río Chamelecón de igual forma para que tenga salida al mar hasta La Lima”, señaló.

Mencionó que ambos ríos han sido azolvados desde el huracán Mitch en 1998 y esas obras se ejecutarán con la ampliación del presupuesto institucional que se hará para el Valle de Sula.

El ministro Ayala pormenorizó que hay obras inminentes que se harán, como la construcción de las represas de Los Llanitos y Jicatuyo, en el río Ulúa, y El Tablón, en el río Chamelecón.

Informó que los técnicos israelíes que visitaron las zonas de los desastres en el Valle de Sula recomendaron que en El Tablón, en el río Chamelecón, lo que conviene es una represa “seca” que no se utilice con el propósito de generación de energía eléctrica, pues solo podría producir 20 megavatios.

Además: Recomiendan ampliar toque de queda en cuatro departamentos

Por lo tanto, dijo que “conviene dejar la represa seca y que, cuando la crecida llegue, llene todo el embalse y esto contribuirá de manera permanente y segura a las comunidades”.

El ministro añadió que los expertos de Israel también recomiendan la construcción de otras represas en Naco y en el valle de Quimistán, Santa Bárbara.

En La Lima, Cortés, se dañaron 15 boquetes, los bordos del río Chamelecón y del canal Maya tienen que reconstruirse.

“Lastimosamente hay algunas personas que están viviendo sobre los bordos que acaban de ser reconstruidos o restablecidos. Estas cosas nos preocupan, pero existe un reglamento para este tema que está en la Secretaría General de Gobierno y nos servirá para tener un control en afectación de los bordos con el involucramiento de las alcaldías”, señaló Ayala.

“Hay gente que hasta cultiva y siembra palma en los bordos de los ríos y eso afecta el flujo en la crecida de las aguas”, puntualizó.

Ayala ilustró que se está trabajando de forma acelerada y ya “vamos” con la segunda parte de la licitación de obras aparte de los 15 proyectos en ejecución. Agregó que se contemplan trabajos en el sector de Tegucigalpita, en Omoa, del cual se cuenta con un estudio de factibilidad y el presupuesto respectivo.

“De esta zona no solo hablamos de dragados, sino que de reparación y reconstrucción de los mismos”, acotó.

La Prensa