Caravana de hondureños partió hacia Corinto rumbo a Estados Unidos

Decenas de compatriotas salieron la mañana de este viernes en busca del sueño americano.

VER MÁS FOTOS
Guatemala exige que los migrantes que ingresen presenten, además de su documento de identidad, una prueba negativa de covid-19.
Guatemala exige que los migrantes que ingresen presenten, además de su documento de identidad, una prueba negativa de covid-19.

San Pedro Sula, Honduras.

Decenas de hondureños procedentes de diferentes partes del país salieron la mañana de este viernes desde la terminal de San Pedro Sula, zona norte de Honduras, en caravana hacia Estados Unidos.

Niños, jóvenes y adultos salieron alrededor de las 5:00 am por el bulevar del norte hacia el punto aduanero de Corinto, fronterizo con Guatemala.

Los migrantes aseguran que dejan el país ante la falta de oportunidades y la necesidad de un trabajo para dar sustento a su familia.

Además lea: Caravanas de migrantes hondureños han sido desmanteladas en los últimos años

"Es difícil conseguir un trabajo, la canasta básica de alimentos está por los cielos (a un alto coste) y el Gobierno, en vez de bajar, le sube más a las cosas", dijo uno de los hondureños que viaja en la caravana.

El informante habló con Efe después de dar instrucciones, con un megáfono en mano, a muchas de las personas concentradas en la Central Metropolitana sobre la salida a primeras horas del viernes. Señaló además que él tiene "pasaporte para poder viajar", pero no los demás miembros de su familia, "porque cuesta mucho dinero y eso no lo podemos pagar los pobres. O comemos, o pagamos por documentos".

caravana honduras.41(1024x768)
Muchos de los hondureños buscan de mejores condiciones de vida y viajan con la esperanza de que el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, los acoja.

Según explicó, las mujeres y niños que van en la caravana, irán en el centro, mientras que los hombres a los lados, "para protegerlos".

Dijo además que confían en que los gobiernos de Guatemala, México y Estados Unidos "van a colaborar" porque "han expresado que ayudarán a los migrantes", aunque no quiso admitir que las autoridades de esos países indicaron el pasado lunes que no se permitirá el ingreso de ningún migrante que pretenda hacerlo de manera irregular.

Llegarán hasta donde Dios quiera

Darling Álvarez, de 26 años, originaria del Triunfo de la Cruz, departamento de Atlántida, en el Caribe hondureño, dijo a Efe que se va en la caravana, con su hija de siete años, "por falta de empleo y oportunidades".

"Soy madre soltera, mi hija no tiene padre, en el Triunfo de la Cruz no hay empleo, mi mamá trabajaba vendiendo cocos para poder mantenernos", relató con los ojos inundados de lágrimas.

Añadió que "hasta sexto grado de educación pude llegar, porque mi mamá nunca tuvo para que yo pudiera seguir mis estudios", en una familia en la que son cinco hermano".

Darling dijo que ella solo lleva su carné de identidad, y de su hija una partida de nacimiento, requisito que, al menos para la niña, no es suficiente para cruzar a Guatemala.

La migrante expresó que no sabe hasta dónde llegará en la caravana, y que aunque la idea es llegar a Estados Unidos, donde no tiene familiares, el asunto es "llegar hasta donde Dios quiera".



La Prensa