“Los gobiernos populistas socavan la libertad de prensa”: Edison Lanza

El uruguayo Edison Lanza, exrelator de Libertad de Expresión, al recibir el Gran Premio Chapultepec de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), critica a Nayib Bukele.

Edison Lanza, exrelator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), visitó Honduras a inicios de este año.
Edison Lanza, exrelator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), visitó Honduras a inicios de este año.

SAN PEDRO SULA.

Los gobiernos populistas “basados en la desinformación y estigmatización que socava la prensa”, como Nayib Bukele de El Salvador, “se han extendido” en las Américas, lamentó ayer Edison Lanza, ex relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), al recibir el Gran Premio Chapultepec de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

El abogado y periodista uruguayo, quien como relator de la CIDH visitó Honduras a inicios de 2020, recibió el premio de manera virtual durante la 76 Asamblea General de la SIP que, a causa de la pandemia covid-19, ese organismo celebra esta semana a través de la plataforma Zoom.

Labor

Luego de que el presidente de esa organización continental, Cristopher Barnes, y Roberto Pombo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información y de la Subcomisión de Chapultepec, destacaran su labor al frente de la CIDH, ofreció su agradecimiento y realizó un resumen de su desempeño como defensor de la libertad de expresión.

“Quiero enviar un fuerte abrazo a la distancia en un momento tan difícil para la sociedad en esta región que ha padecido como ninguna otra del mundo la pandemia del covid-19. La verdad que no puedo ocultar la frustración de que no puedo recibir este premio tan lindo en persona y compartir como era costumbre en las asambleas… (El número de) periodistas fallecidos a causa de la pandemia ha sido muy elevado en nuestra región... mando un abrazo y la solidaridad para las familias y para los medios que han perdido periodistas y trabajadores de los medios de comunicación”, dijo.

Lanza destacó que “los impactos económicos de la crisis en el sector de la prensa se ha hecho sentir de forma intensa y como si no faltaran pestes, diríamos, muchos medios, periodistas de la región han debido realizar esta labor titánica de informar sobre un fenómeno desconocido, como esta pandemia, en medio de ataques de funcionarios y de gobiernos con restricciones al acceso de información y a las conferencias de prensa”.

“En algunos casos la criminalización o sin duda el discurso agresivo de algunos gobernantes que frente a la omisión propia o a la ineptitud optaron nuevamente por acusar al mensajero de sus faltas… o sus errores durante la pandemia”, manifestó.

Represión

Al recibir el premio, Lanza no se olvidó de los “periodistas de Venezuela, Nicaragua y Cuba que son objeto de persecución sistemática (…)”, y dijo que ha coincidido con la SIP “en los últimos años en condenar los nuevos (gobiernos) populistas basados en la desinformación y estigmatización que socavan la prensa”.

Citó como ejemplo el caso del presidente Nayib Bukele de El Salvador, quien desde que asumió el poder (junio de 2019) mantiene una guerra contra medios de comunicación que critican su desempeño.

Lanza también se refirió al expresidente Rafael Correa, cuya administración incautó medios de comunicación en Ecuador.

SIP: ejercer la profesión de periodismo en Honduras es una carrera sumamente riesgosa

SAN PEDRO SULA. La impunidad de crímenes contra periodistas y comunicadores sociales es una clara señal que ejercer el periodismo en Honduras “es una carrera sumamente riesgosa y que puede resultar peligrosa de acuerdo con el carácter y línea editorial del medio de comunicación y de los periodistas”, advierte el informe denominado Honduras, víctima del covid-19 y corrupción, el cual complementa el nuevo Índice Chapultepec de Libertad de Expresión y Prensa de la SIP.

En la apertura de la 76 Asamblea General, la SIP presentó ayer la nueva herramienta (producido por la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, Venezuela), el cual mide factores que influyen en forma negativa y positiva la libertad de prensa en 22 países, considerando cuatro dimensiones: ciudadanía informada y con libertad de expresión; ejercicio del periodismo; violencia e impunidad y control de medios.
Dada su condición actual (medida entre mayo de 2019 y abril de 2020) Honduras figura en el índice general con una puntuación media (53), en el grupo de nueve países donde la libertad de expresión y prensa tienen una restricción parcial.

Según este nuevo índice, Chile, Argentina, Costa Rica, Uruguay, Canadá, Perú, Paraguay y Jamaica es donde existe libertad plena, sin embargo, estos países no superan una puntuación de 80 de 100 que deben alcanzar.

El índice está acompañado con un informe que explica las condiciones de cada país. En el caso de Honduras, esa organización destaca que “existe una estigmatización del gobernante y los ministros en contra del periodista que ataca, critica y afecta la imagen del presente gobierno, calificándolos en sus discursos como revoltosos, disociadores sociales, promotores del mal y de no ver nada bueno en lo que se hace. Esta estigmatización genera una amenaza indirecta en contra del gremio periodístico (...).

La SIP advierte que “este informe ha sido elaborado en el marco del segundo período de gobierno del presidente Juan Orlando Hernández Alvarado, una reelección sumamente cuestionada por la violación a algunos preceptos constitucionales (...)”.

La Prensa