Más de 100 personas han muerto en sus viviendas por sospechas de covid-19

Junio y julio fueron los meses cuando se reportó el mayor número de decesos por covid-19 en los domicilios.

os médicos aplican las muestras post mortem y ayudan con el terraje de los cuerpos.
os médicos aplican las muestras post mortem y ayudan con el terraje de los cuerpos.

Tegucigalpa, Honduras.

Una importante cantidad de personas que por varias circunstancias no pueden llegar a los establecimientos de salud mueren dentro de sus viviendas o en las calles por sospechas de covid-19.

Desde junio a la fecha, el equipo de respuesta rápida forense creado por el Sinager para atender las muertes domiciliarias por sospechas de covid han registrado 117 levantamientos solo en Francisco Morazán.

La mayoría de los levantamientos son en viviendas; sin embargo, también se han reportado fallecidos en los centros de triaje, centros de salud, en ambulancias y en las calles.

LEA: Educación descarta pilotaje de centros educativos bilingües en Honduras

La unidad de forenses se creó el 12 de junio, luego de que varios ciudadanos denunciaran sobre algunas muertes de personas dentro de sus viviendas que presentaban los síntomas de la enfermedad y que su cuerpo permanecía por más de 24 horas para ser llevado a la morgue.

Desde ese entonces, la unidad ha dado 135 atenciones presenciales, entre ellas, 117 levantamientos y 43 atenciones telefónicas de diferentes partes del país. “Las personas del interior del país nos llaman para avisarnos que su familiar murió y tenía síntomas de covid, nosotros les ayudamos en lo que deben hacer y el manejo que se le debe dar al cuerpo”, dijo la coordinadora de la unidad, la forense Roxana Díaz. La unidad está conformada por tres especialistas en medicina legal y forense y cuatro microbiólogos.


Datos oficiales

La mayoría de atenciones se han dado en Comayagüela, aunque también han levantado cadáveres en algunos municipios de Francisco Morazán. Del total de levantamientos por sospechas de covid-19, apenas entre el 5 y 10% se han confirmado mediante pruebas de PCR post mortem. Entre junio y julio se presentó el mayor número de decesos en los domicilios; en ese entonces, los especialistas levantaban entre seis y ocho cadáveres al día, la mayoría eran en barrios y colonias de la capital; ahora las muertes domiciliarias han bajado en promedio a entre tres y cuatro.

Entre el 60 y 65% de las personas que han muerto en sus viviendas son hombres mayores de 60 años. “Los que han muerto por sospechas de covid en sus casas es porque son diabéticos, hipertensos o tienen una enfermedad preexistente”, expresó la doctora Díaz.

La Prensa