Delegación hondureña viajará a Guatemala para coordinar acciones por contaminación en Omoa

La comitiva monitoreará y coordinará acciones conjuntas con Guatemala que solucionen a corto plazo la actual problemática ambiental.

VER MÁS FOTOS
En 2016 Honduras y Guatemala establecieron medidas encaminadas a reducir el impacto de los desechos y aguas residuales provenientes de municipios de guatemaltecos.

Cortés, Honduras.

Este lunes viajará a Quetzalito, Guatemala, una delegación hondureña conformada por la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (MiAmbiente+) y la Comisionada Presidencial del Río Motagua, para monitorear y coordinar acciones conjuntas con el Gobierno de Guatemala que solucionen a corto plazo la actual problemática ambiental.

La comisionada presidencial del Río Motagua, Liliam Rivera, declaró que mediante un comunicado oficial emitido ayer sábado por la Secretaría de Relaciones Exteriores se le hizo un reclamo formal al Gobierno de Guatemala, exigiendo la implementación de nuevas acciones de mitigación para evitar la llegada de residuos sólidos a la desembocadura del río Motagua y la Bahía de Omoa.

En ese sentido, Honduras demanda que la Mesa Técnica Bilateral Interinstitucional Permanente dé seguimiento a la situación ambiental en la Cuenca del Río Motagua, su desembocadura y litoral en la Bahía de Omoa, y reunirse lo más pronto posible, para atender la problemática ambiental en la zona, agregó.

Además lea: Más de 600 toneladas de basura recogen en playas de Omoa

La comisionada recordó que desde el 2016 ambas naciones han establecido medidas encaminadas a reducir el impacto de los desechos y aguas residuales provenientes de municipios de Guatemala, que no cuentan con un sistema de manejo de desechos sólidos adecuado.

Sépalo
En el 2015 el Gobierno de Honduras declaró Emergencia Ambiental y como una amenaza las miles de toneladas de basura y desechos sólidos que contaminan el río Motagua y han destruido la flora y fauna de la costa atlántica, causando un daño incuantificable para Honduras y Guatemala.



Entre las medidas se puede mencionar la instalación de 50 biobardas a lo largo de los 463.5 kilómetros del río Motagua y una barda industrial en la desembocadura; sin embargo, por el fuerte invierno que atraviesa Guatemala estas no logran contener la totalidad de los residuos, concluyó Rivera.

Realizaron labores de limpieza

La playa municipal de la Bahía de Omoa amaneció limpia tras una intensa jornada de limpieza, mediante la cual se recolectaron 144 toneladas de residuos que el río Motagua arrastró a las costas hondureñas desde Guatemala.

Rivera declaró que las labores de limpieza en la zona afectada se duplicaron a fin de garantizar que los residuos que llegaron ayer a la playa fueron retirados inmediatamente.

Informó que el operativo de limpieza estuvo a cargo de la Fuerza de Tarea conformada por MiAmbiente+, la Secretaría de Defensa Nacional, la Marina Mercante y la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

Estas instituciones hacen un trabajo de mitigación permanente en la Barra del Motagua, Buenavista, Laguna de Chachahuala, Masca y Estero Prieto, entre otros puntos, que en los últimos días han recibido un mayor impacto de los desechos que el río Motagua arrastra desde Guatemala hasta las costas del Atlántico de Honduras.

En los últimos cinco años las autoridades hondureñas han recolectado 2.494 toneladas de basura, reportando en el 2019 una reducción de 93% de desechos en comparación al 2016, que fue el año con el pico más alto.

Sin embargo, este año las oleadas de residuos han sido recurrentes; sólo este fin de semana se recolectaron 144 toneladas, por lo que las autoridades hondureñas exigen al Gobierno de Guatemala acciones que mitiguen la problemática.

La Prensa