Con siete rutas se inició el pilotaje del transporte urbano en Tegucigalpa

Con siete rutas se inició el pilotaje del transporte urbano en Tegucigalpa.

Los buses de siete rutas ayer de nuevo recorrieron las calles de la capital con la reactivación.
Los buses de siete rutas ayer de nuevo recorrieron las calles de la capital con la reactivación. /

Tegucigalpa, Honduras.

El bullicio de los motores de los buses combinados con los gritos de los ayudantes volvieron a la capital del país.

Con siete rutas del transporte urbano y suburbano del Distrito Central comenzó ayer el proceso de reapertura gradual del transporte de pasajeros en sus diferentes modalidades.

Las autoridades del Instituto Hondureño del Transporte Terrestre (IHTT) autorizaron la reactivación luego de que dueños de unidades y empleados se sometieron a un proceso capacitación y la estricta supervisión de las medidas de bioseguridad en sus unidades como medida de prevención contra el covid-19.

Las rutas que se autorizaron fueron la Divino Paraíso-Mercado y Suyapa-Mercado. También reactivaron operaciones las rutas suburbanas como la del Distrito Central a Villeda Morales.

También se incluyó el transporte interurbano en la ciudad de Comayagua con rutas como Taulabé a San José de Comayagua, Taulabé a Los Higuerones y San José de Comayagua, Taulabé a La Guama, Santa Cruz de Yojoa, Taulabé a Cerro Azul, Taulabé a Las Delicias, San José de Comayagua, y por último de Taulabé a Siguatepeque. Ayer fueron pocas las unidades que circularon en la capital, pero todas cumplieron con los requerimientos establecidos.

Pérdidas diarias

El dirigente del transporte Jorge Lanza se mostró inconforme y dijo que mientras no se acuerde con el Gobierno cómo solventarán los ingresos que no percibirán por utilizar solo el 50% de las unidades no podrán empezar a operar. “Estamos a la espera de llegar a la finalidad de todo lo que se requiere porque se debe ser responsable. Faltan protocolos de bioseguridad, revisión de unidades y capacitación de personal.

El Gobierno además debe aliviarnos porque la desocupación del autobús, al llevarlo solo en un 50%, lo que nos implica son pérdidas y con pérdidas no se puede operar”, dijo el dirigente.

La Prensa