"Me ha partido mi corazón": madre de Enoc al enterarse del hallazgo del cadáver de un niño en Tela

Karina Chinchilla no descarta solicitar apoyo a un equipo investigador español para buscar a su hijo Enoc Misael Pérez Chinchilla.

Enoc Misael Pérez Chinchilla y su madre Karina Chinchilla.

Tegucigalpa, Honduras

Karina Chinchilla, la madre de Enoc, menor que permanece desaparecido desde diciembre de 2019, pidió angustiada al Ministerio Público que no paren de buscar a su hijo.

"Me dijeron que los restos no pertenecen a los de un garífuna, sino a los de un menor, eso me ha partido mi corazón, me duele mi alma", relata Chinchilla en un video publicado en su perfil de Facebook.

La madre de Enoc Pérez, el niño 12 años que desaparecido desde diciembre de 2019, dijo que “no sabemos en qué manos está y para qué lo están utilizando, juntos trabajen hasta encontrarle, ya que un segundo para él puede costarle su vida”.

"Pido a todos los fiscales que he nombrado, que me ayuden a agilizar una prueba de ADN, porque yo necesito saber, y salir de esta prueba tan dura, pero me preocupa perder el tiempo en esta prueba, ya que, hasta que no salga el resultado, mi caso estará parado", dijo Chinchilla, quien recientemente obtuvo la ciudadanía de España, sobre el cuerpo de un menor encontrado en Tela, Atlántida.

También indicó que ha solicitado ayuda a órganos internacionales de Derechos Humanos. "Me da tanta pena que estas autoridades se han pasado de nuestro dolor, que un día más les da igual, por lo que yo pedí ayuda y puse una denuncia en la Unidad Contra la Trata de Personas, ellos me dieron un equipo de investigación en Tela, pero hasta el momento no sé nada", reveló.

Karina Chinchilla no descarta solicitar apoyo a un equipo investigador español para que le ayude a encontrar a su hijo.

Viajó a Honduras

Enoc Misael Pérez Chinchilla, hijo único de padres separados, vivía en España, y llegó el 18 de noviembre de 2019 con su madre a Tela, donde se reunió con su familia.

El 2 de diciembre desapareció, al mismo tiempo que se encontraban en las inmediaciones de la casa de la abuela del niño los cadáveres de su abuelo y de su tío, y días después el de su niñera, todos ellos asesinados.

La Prensa