Congresistas de EEUU envían a Pompeo carta sobre secuestro de garífunas

"El gobierno de Honduras le debe a la comunidad internacional una explicación respecto a qué papel ha tenido funcionarios del Estado en estas indignantes violaciones a los derechos humanos contra la comunidad garífuna", dice la carta de los congresistas enviada al secretario de Estado, Mike Pompeo.

Tras la denuncia del secuestro los entes estatales realizan las investigaciones sobre el caso.
Tras la denuncia del secuestro los entes estatales realizan las investigaciones sobre el caso. /

Tegucigalpa, Honduras

Congresistas de Estados Unidos mostraron este jueves al secretario de Estado, Mike Pompeo, su preocupación por la privación de libertad de cuatro líderes garífunas en la comunidad Triunfo de la Cruz en Tela, Atlántida.

"Le escribimos para expresar nuestra profunda preocupación respecto al deterioro de las protecciones de los derechos humanos y la creciente cultura de la impunidad bajo la administración del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, dice la carta de los congresistas.

"Urgimos a la Administración de Trump a que se pronuncie sobre los derechos humanos y los esfuerzos anti-corrupción en Honduras y a reiterar el interés de los Estados Unidos en apoyar los esfuerzos de Honduras por construir una sociedad inclusiva y democrática" agregan en la misiva.

Esta semana el Ministerio Público de Honduras asumió la investigación del secuestro de cuatro defensores del territorio garífuna, mientras la Procuraduría General reafirmó el compromiso del Estado con el cumplimiento de la sentencia impuesta por la CorteIDH por violar derechos de la comunidad Triunfo de la Cruz, Tela, zona norte de Honduras.

El 18 de julio fueron secuestrados Alberth Sneider Centeno, presidente del Patronato de la comunidad garífuna Triunfo de la Cruz; Junior Rafael Juárez Mejía, Suamy Aparicio Mejía García y Milton Joel Martínez Álvarez, quienes siguen desaparecidos.

Albert Snider Centeno había recibido repetidas amenazas en relación con su activismo sobre los derechos de la tierra.

También la carta de los congresistas estadounidenses destaca que "este es tan solo el más reciente ataque a la históricamente marginada comunidad garífuna. Al menos cinco líderes garífunas han sido asesinados en Honduras desde septiembre de 2019, de acuerdo con Naciones Unidas, incluyendo a Antonio Bernárdez, cuyo cuerpo fue encontrado el 19 de julio".

De acuerdo con los congresistas, "el gobierno de Honduras le debe a la comunidad internacional una explicación respecto a qué papel ha tenido funcionarios del Estado en estas indignantes violaciones a los derechos humanos contra la comunidad garífuna"

El gobierno hondureño debe asegurar que se haga una investigación inmediata e independiente sobre este secuestro y sobre cada uno de los recientes asesinatos. También debe responder por los repetidos y continuos ataques contra líderes comunitarios, defensores de derechos humanos y periodistas, incluyente el reciente asesinato de una activista de derechos ambientales y la muerte de un periodista bajo custodia del gobierno.

La carta es firmada porlos congresistas Albio Sires, Gregory W. Meeks, Eliot L. Engel, James P. McGovern, Ted Deutch, Jamie Raskin, Norma J. Torres, Joaquín Castro, Ilhan Omar, Juan Vargas, Dean Phillips, Adriano Espaillat, Jim Costa y Vicente González.

Comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores

El Estado de Honduras, sobre el caso de la privación ilegal de la libertad del presidente del Patronato de la comunidad garífuna del Triunfo de la Cruz, Alberth Snaider Centeno, y los ciudadanos, Milton Joel Martínez, Suami Aparicio Mejía García y Gerardo Mizael Róchez Cálix, a la población nacional y a la comunidad internacional, comunica:

1. El Ministerio Público, como organismo profesional especializado, libre de toda injerencia político sectaria, independiente funcionalmente de los poderes y entidades del Estado, tiene la obligación ineludible de la investigación de los delitos y el ejercicio de la acción penal pública, la vigilancia en el cumplimiento exacto de las condenas, así como la sujeción estricta del órgano jurisdiccional a la Constitución de la República y las leyes.

2. En ese sentido, desde el día 18 de julio del año en curso, fecha en que se denunció el hecho, la Secretaría de Seguridad en coordinación con el Ministerio Público conformó un equipo operativo especializado para iniciar los procesos investigativos con el fin de dar con el paradero de las cuatro personas privadas ilegalmente de su libertad y la captura de las personas que ejecutaron la acción altamente reprochable por toda la hondureñidad.

3. El trabajo articulado entre la Secretaría de Seguridad y el Ministerio Público, permitió el 22 de julio, la captura de una persona supuestamente vinculada al rapto de los hermanos garífunas. Avenida Juan Ramón Molina, 1ra Calle, 7ma Avenida, Antiguo Edificio del Banco Central, Barrio El centro Tegucigalpa, Honduras Centroamérica.

4. La investigación de este condenable hecho ha continuado de manera incansable en la búsqueda de los jóvenes y la identificación plena de los responsables para la deducción de la responsabilidad a quienes lo han cometido.

5. Asimismo, la Secretaría de Derechos Humanos ha estado en constante comunicación con los entes operadores de justicia, miembros de la comunidad garífuna y familiares de las víctimas para apoyar los esfuerzos de la investigación en curso.

6. El Estado de Honduras, como garante de los derechos humanos, reitera el llamado enérgico a que se respete el derecho a la vida y a la integridad de las víctimas, así como su derecho de acceso a la justicia.

Tegucigalpa M.D.C. 30 de julio 2020

La Prensa