Juan Orlando Hernández es dado alta en el Hospital Militar

El presidente de Honduras recibió el alta médica tras superar el COVID-19.

'Mi compromiso con Honduras es más fuerte que nunca. ¡A trabajar!', escribió en Instagram el presidente Hernández.
'Mi compromiso con Honduras es más fuerte que nunca. ¡A trabajar!', escribió en Instagram el presidente Hernández. /

Tegucigalpa.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, fue dado de alta del Hospital Militar en Tegucigalpa este jueves tras superar los infiltrados neumónicos provocados por el coronavirus COVID-19.

El presidente de Honduras continuará con medicamentos indicados por los médicos del Hospital Militar, tras salir el presidente publicó en su cuenta de Twitter: " Mi compromiso con Honduras es más fuerte que nunca. ¡A trabajar! ¿Quién dijo miedo?".

En rueda de prensa el centro médico informó que el presidente Juan Orlando Hernández "presenta franca mejoría en su estado general con una disminución en la sintomatología e importante descenso en sus marcadores inflamatorios, asimismo muestra disminución de los estados neumónicos".

El mandatario cumplirá con el aislamiento domicilario y siguiendo los protocolos médicos, agregó la vocera.

Al igual que las demás personas que superan el coronavirus, el presidente hondureño deberá realizarse una nueva prueba PCR-TR para control de la enfermedad. El pasado 16 de junio, el presidente Hernández confirmó que él y su esposa Ana García dieron positivo a la prueba de COVID-19. Desde entonces, el mandatario permanecía hospitalizado por neumonía a causa del coronavirus.

"Hemos superado la prueba": presidente Hernández

Tras recibir el alta médica el presidente Juan Orlando Hernández dio breves declaraciones en las que agradeció a Dios y al equipo médico que lo atendió en el Hospital Militar. "Estoy muy agradecido con Dios; hemos superado una prueba más que la vida y Dios nos ha dado", inició diciendo el presidente, que también envió el pésame a todas las familias que a diario pierden un familiar por la pandemia.

El presidente hondureño lamentó que aún hay personas que no creen en el coronavirus, sin embargo "no le deseo esto (la enfermedad) a nadie". Aseguró el mandatario que los días en el hospital y el luchar contra el COVID-19 le ha cambiado la visión de la vida. Estando hospitalizado pudo ver en primera fila el esfuerzo que hacen los médicos y enfermeros, a quienes llamó héores "a todos en cada hospital y centro de salud" por la titánica labor. "La patria se los agradece", agregó.

El presidente señaló que sale del hospital con compromiso para trabajar con pasión desde su casa. Recordó que en estos momentos los hospitales están colapsando, por lo que pidió a los hondureños respetar el COVID-19 y seguir las instrucciones para poder evitar los contagios de esta enfermedad. "Gracias y a trabajar se ha dicho", concluyó el mandatario.

La Prensa