Más del 70% de empleados suspendidos en Honduras reciben bono

Desde abril, el Aporte Solidario Temporal del Gobierno, AHM, RAP y sector turístico ha alcanzado a 106,636 trabajadores Empleados reciben hasta L6,000 por tres meses.

 El presidente Juan Orlando Hernández anunció que enviará al Congreso Nacional un proyecto de desempleo. Fotos Cortesía de Casa Presidencial
El presidente Juan Orlando Hernández anunció que enviará al Congreso Nacional un proyecto de desempleo. Fotos Cortesía de Casa Presidencial

Tegucigalpa, Honduras

Más de 106,600 trabajadores suspendidos por sus empresas a causa de la actual crisis sanitaria han resultado beneficiados del Aporte Solidario Temporal a través de un fondo de L383 millones.

El programa es una iniciativa mancomunada entre el Gobierno con el Régimen de Aportaciones Privadas (RAP), la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM) y el sector turismo que hasta ahora ha llegado al 70% de los 150,000 empleados suspendidos, conforme a cifras del Gobierno.

Los beneficiados reciben un bono de hasta 6,000 lempiras por tres meses.

Dato
Pérdidas millonarias para la industria nacional Según Selvin Barralaga, subsecretario de Turismo, las pérdidas del sector a causa de la crisis ascienden a L26,000 millones.

Los resultados registrados a la fecha los presentaron ayer el presidente Juan Orlando Hernández y Carlos Madero, titular de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social (STSS), en una videoconferencia, en la que también participaron Guy de Pierrefeu, presidente de la junta directiva del RAP, y el presidente de la AHM, Mario Canahuati.

Desde su lanzamiento en abril pasado, el programa ha beneficiado a 758 empresas, de las que 597 están acogidas al RAP, 101 a la AHM y 60 al sector turismo, con la expectativa de alcanzar a al menos 123,000 trabajadores.

“Este es un enorme aporte solidario del Gobierno, el pueblo hondureño y la empresa privada, y una muestra de que cuando nos ponemos de acuerdo podemos construir grandes consensos”, dijo el mandatario.

Hernández anunció además que enviará al Congreso Nacional un proyecto de seguro de desempleo para salvaguardar los empleos ante cualquier crisis sanitaria o desastres naturales.

“Hoy es el momento, mediante esta experiencia del aporte solidario, de construir lo que sería el seguro de desempleo cuando ocurran eventos como este pandemia de COVID-19 u otro problema”, explicó.

Asimismo, adelantó la intención de diseñar programas similares para la micro, pequeña y mediana empresa (mipymes).

fr-prestamos2-110620(800x600)
En la videoconferencia intervinieron empresarios y beneficiados del bono.

Reacciones

Guy de Pierrefeu destacó la coordinación de todos los sectores involucrados en el diseño del programa de Aportación Solidaria Temporal. “Este plan es un apoyo directo a la seguridad alimentaria de los empleados”, agregó.

En tanto, Mario Canahuati destacó cómo “el bono llegó cuando lo que predominaba era la incertidumbre del bienestar de las familias hondureñas. Esto es asegurar la vida de nuestros empleados y sus familias. Es un respiro para las economías de los hogares hondureños y es un puente que nos une en un nuevo comienzo al salir de esta crisis sanitaria”, apuntó.

Turismo

El sector turismo recibió días atrás un primer aporte del Gobierno por más de 36 millones de lempiras, los cuales se suman al de más de 26 millones de fondos de empresas turísticas, para sumar L62 millones destinados para beneficiar la próxima semana a 10,438 empleados suspendidos de 444 empresas de la industria.

Para el alivio de 6,000 lempiras por tres meses, el Gobierno aportará 3,500 lempiras y la empresa 2,500 lempiras.

“Además de favorecer a los colaboradores del sector, buscamos incluir a una gran cantidad de trabajadores que no aparecen en las planillas de las diferentes empresas, como maleteros, artesanos, taxistas y guías turísticos”, informó Epaminondas Marinakys, presidente de la Cámara Nacional de Turismo de Honduras (Canaturh).

La Organización Mundial del Turismo de la ONU ha alertado en varias ocasiones del impacto de la pandemia a la industria.

La Prensa