Salud llama a arreciar con medidas de bioseguridad

Ayer se realizaron 573 pruebas y 165 fueron positivas y se confirmaron 8 muertes más.

Sinager confirmó el fallecimiento de ocho personas. Imagen de archivo.
Sinager confirmó el fallecimiento de ocho personas. Imagen de archivo.

TEGUCIGALPA.

La Unidad de Vigilancia de la Secretaría de Salud proyecta que si los hondureños no acatan las medidas de bioseguridad para los próximos días, uno de los escenarios al que se puede enfrentar será un contagio masivo de COVID-19.

La prevención es fundamental para frenar la ola de contaminación, porque todo indica que para la última semana de agosto se prevén 192,000 personas infectadas, estimaron. Solo si el 60% de la población acata las normas de bioseguridad la cantidad de contagiados podría disminuir a 42,000 personas.

Repotenciar red de salud
Se invierten L17 millones, ya que una de las prioridades es dotar a los centros asistenciales de medicinas contra el COVID.

Pero si un 75% hace caso a las medidas de bioseguridad como el uso de mascarilla, el distanciamiento y confinamiento, la cantidad de afectados podría ser menor de 30,000. En todos los modelos presentados, el pico más alto del COVID-19 está programado para la semana entre el 18 y 24 de junio, por lo que las autoridades recomiendan tener mucha precaución.

Sigue ascenso. Suben a 5,527 los hondureños infectados por COVID-19, el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) informó que de 573 pruebas realizadas, 165 fueron positivas.

Los casos son: 120 en Cortés, 19 en Francisco Morazán, 15 en Yoro y 11 en Atlántida.

Llegarán los ventiladores
Para el 10 de junio está previsto que se reciban 100 ventiladores para unidades de cuidados intensivos.

En Cortés, 86 corresponden a San Pedro Sula, 12 en Puerto Cortés, 11 en Villanueva, seis en Choloma y cinco en La Lima. En Francisco Morazán los 19 casos están en el Distrito Central, mientras que en Yoro hay 14 en El Progreso y uno en Santa Rita. En Atlántida son ocho en La Ceiba, uno en La Masica, uno en Jutiapa y uno en Esparta. Del total de pacientes con COVID-19, hay 550 hospitalizados, de ellos 408 están en condición estable, 98 graves y 44 en unidad de cuidados intensivos.

Se confirmó el fallecimiento de ocho personas: cuatro de San Pedro Sula, dos hombres de 87 y 65, así como dos mujeres de 63 y 92 años. Además de una mujer de 45 años en La Ceiba, un hombre de 63 de Choloma y dos en Francisco Morazán: un hombre de 56 años del Distrito Central y una mujer de 85 de Santa Lucía, sumando 225 muertos por COVID. Se reportaron 14 recuperados para sumar 563.

JG-Contador-030620(1416x870)
La Prensa