Carlos Aguilar, neumólogo: “Al inicio pensé que era una faringitis”

El doctor Carlos Aguilar actualmente está aislado y se encuentra estable de salud, según dio a conocer.

El doctor Aguilar dio positivo por COVID-19 el martes.
El doctor Aguilar dio positivo por COVID-19 el martes.

TEGUCIGALPA.

Carlos Aguilar, reconocido neumólogo que labora en el Instituto Cardiopulmonar, conocido como Hospital del Tórax, atendiendo pacientes con COVID-19, dio positivo por esta enfermedad.

El doctor Aguilar, exministro de Salud, manifestó que hace diez días comenzó a sentir los primeros síntomas como fiebre, dolor de cuerpo y garganta.

“Al inicio de los síntomas pensé que podría tratarse de una infección no tan importante de una faringitis, inclusive llegué a considerar que podía tratarse de dengue”, dijo el doctor.

Uno puede contagiarse en cuestión de segundos, al ponerse o quitarse el traje.

Carlos, Aguilar,neumólogo

Al estar en la primera línea en el combate con el coronavirus, el doctor decidió aislarse y buscar atención médica y se le sacaron muestras para hacer la prueba de PCR y la prueba rápida en el Instituto Hondureño de Seguridad Social.

“De manera responsable me aislé mientras llegaban los resultados, creo que esta debe ser la conducta de los compatriotas que empiezan a sentir síntomas, buscar atención ante la posibilidad de tener esta enfermedad”.

Aguilar contó que los resultados de su prueba tardaron más de ocho días, por lo que su diagnóstico lo conoció hasta el martes en la noche.

“Una de las grandes debilidades del manejo de esta epidemia ha sido la lentitud de la entrega de las pruebas, yo presioné desde el día siguiente para que me entregaran el resultado y así tomar decisiones en términos de tratamiento y aislamiento y se me fue imposible”, señaló.

El doctor que se encuentra aislado en su casa está estable de salud, dijo en un noticiero radial.Desconoce cómo se contagió, porque en todo momento estuvo protegido al atender pacientes.

“Estoy casi seguro que fue en el hospital, he repasado en qué momento pudo haber ocurrido, pero a veces puede ser algo tan sutil al momento de colocarse, quitarse el equipo de bioseguridad, puede ocurrir en cuestión de segundos, es un riesgo que corremos los profesionales de la salud”.

La Prensa