Juan Carlos Sikaffy: “La situación de las empresas es de completa calamidad”

Reportó el cierre temporal de 54 empresas con más de 30,000 trabajadores suspendidos.Se perderán unos 500,000 empleos.

ES  JUAN CARLOS SIKAFFY(COHEP)  7-1-2020-
ES JUAN CARLOS SIKAFFY(COHEP) 7-1-2020- /

San Pedro Sula.

El presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy, planteó ayer la formulación de un plan integral para la recuperación y rehabilitación del país, tras los efectos devastadores del COVID-19, al tiempo que pidió al Gobierno la adopción de otras medidas para salvar a las empresas y evitar la masiva pérdida de empleos.

¿Han sido suficientes las medidas adoptadas por el Gobierno para ayudar a las miymes y grandes empresas para afrontar la crisis?

De manera categórica le puedo afirmar que no han sido suficientes, en la edición del día de ayer de Diario LA PRENSA se destacó una investigación de cuánto ha sido el sacrificio de los demás países de la región ocupando Honduras el último lugar con un 1% del PIB; para el caso, Perú está destinando 12% del PIB. En ese sentido, Honduras es el país que menos recursos ha destinado para apoyar a la economía, debemos recordar que la columna vertebral de la economía es la empresa privada, por lo que simultáneamente a la emergencia sanitaria tenemos que trabajar en el Plan Integral para la Rehabilitación y Recuperación del país que implique también un escudo social que proteja a los grupos más vulnerables. La dimensión de la crisis requiere anticiparse al después con respuestas de la misma magnitud para evitar el desplome de la economía.

¿El Gobierno debe aprobar un nuevo paquete de medidas para ayudar a la empresa privada?

Es necesario dejar algo muy claro, cualquier paquete de medidas que apruebe el Gobierno no es en beneficio de la empresa privada, es en beneficio de la economía en general, es en beneficio de la clase trabajadora de nuestro país y de los ingresos tributarios del Gobierno mismo. Es la hora de Honduras, no es asunto de percibirlo como que el sector público le hace favores al sector privado, sino que hay que ver a Honduras como un todo, una sola unidad, una gran alianza que tiene como objetivo salvar empleos y mantener a flote las fuentes de trabajo y la economía. Con lo poco que ha hecho el Gabinete Económico a la fecha solo le puedo decir que la crisis económica y social tendrá consecuencias mayores a la emergencia sanitaria. El equipo económico tiene que ser consciente de la magnitud del problema y las graves consecuencias que se desencadenarán en el país por las tibias y limitadas decisiones adoptadas hasta hoy y por la poca visión con que se ha manejado la economía en los últimos años, sobre este equipo cae una enorme responsabilidad en cuanto al manejo de esta difícil hora, la crisis económica que se aproxima y que terminará seguramente en un problema social, es algo que ya el país no aguanta, créanme que más serio que la epidemia del Covid-19 en el país puede ser una convulsión social en que nos sumerja esta pandemia.

¿Qué otras medidas deben adoptarse?

Son diversas, entre ellas, la prorroga en el pago de los servicios públicos, medidas de alivio fiscal para todas las empresas, prórroga en el pago de impuestos municipales y al Gobierno, la reformulación del Presupuesto General de la República en al menos una reducción del 25%, y con ello destinar esos recursos a reactivar la economía, suspensión del pago de aportes colaterales como el Infop, estas entre otras. Con esto se permitirá que las empresas tengan cierto nivel de liquidez y puedan emplear los pocos recursos que le quedan en alimentar a la economía, en pagar salarios que se traduce en el consumo de algunos productos; pero si esto no se hace y lo que se pretende es llenar las arcas del Estado, cuando el Gobierno abra los ojos no tendremos ni empresas ni trabajadores que continúen aportando ingresos tributarios y será realmente difícil el poder levantar una economía bajo esas circunstancias.

¿Cuál es la situación ahorita de las empresas luego de un mes de toque de queda?

De completa calamidad, así es, imagínese que hoy muchos empresarios se encuentran entre la espada y la pared, sobre todo los grandes, a quienes se les ha pedido ser solidarios, pero como van ser solidarios con sus empleados con otros empresas a quienes adeudan, si no generan ingreso y lo que tienen debe entregarlo al fisco en el pago de tributos. Nuevamente, no estamos pidiendo que se condonen o se exonere del pago de impuestos, estamos pidiendo que en lugar de pagar al fisco, eso recursos se inyecten en la economía y que no se caiga a pedazos y que los impuesto se paguen en forma diferida.

¿Cuántos empleos se han perdido y cuántos proyectan que se perderán?

Se estima que la pérdida de empleos en el sector formal pueden ser entre 400,000 y 500,000 del 1.6 millones de empleos formales, y esto se agrava aún más en el sector informal, en donde el impacto puede ser de la mitad de personas que generan ingresos, lo que representaría un 1.3 millones de personas afectadas más, para un total de 1.7 millones de personas desempleadas. Todo esto solo se traducirá en una crisis social sin precedentes.

¿Cuántas empresas han pedido suspensión de empleos?

Un registro más completo lo puede tener la Secretaría de Trabajo, pero a nosotros como Cohep nos han notificado la suspensión 54 empresas con más de 30,000 empleados suspendidos, estos son nuestros registros, es muy posible que la cifra de empleados suspendidos sea superior a los 50,000 en el país y que se puede disparar a un más en los próximos días.

¿Hay un plan del Cohep para suspender la cuarentena ?

El cuándo se van a reactivar las labores depende de la estrategia del Gobierno en la aplicación de las pruebas y del acordonamiento epidemiológico que se realice. Esto debe de mejorar, de lo contrario la reactivación de actividades será a un largo plazo, con una economía destruida.

La Prensa