Preocupa alto consumo de alcohol de los policías

Entre las faltas graves más comunes se encuentra la ingesta de sustancias prohibidas en horas de servicio. Hasta julio de 2019, la Didadpol recomendó el despido de 202 agentes.

Agentes. En Valle y Choluteca se ha detectado un inusual consumo de sustancias prohibidas.
Agentes. En Valle y Choluteca se ha detectado un inusual consumo de sustancias prohibidas.

TEGUCIGALPA.

El consumo de alcohol y drogas, especialmente cocaína, se ha vuelto una práctica común entre algunos miembros de la Policía Nacional, según denuncias recabadas por la Dirección de Asuntos Disciplinarios Policiales (Didadpol).

Como producto de las denuncias interpuestas por la ciudadanía de forma anónima, la Didadpol ha notado con suma preocupación un inusual incremento del consumo de sustancias prohibidas entre agentes del cuerpo policial, especialmente de la región sur del país, que abarca los departamentos de Valle y Choluteca.

De hecho, en las estadísticas recabadas hasta julio del presente año, esta dirección especial de la Policía, reportó que entre las faltas graves y muy graves más recurrentes se encuentran la embriaguez habitual por el consumo de sustancias prohibidas.

Denuncias. La Didadpol investiga los hechos. Fotos: Andro Rodriguez

A esa fecha se reportaron un total de 500 casos por la comisión de faltas graves como el incumplimiento de una orden superior, ausencias por más de 24 horas e irrespeto a los subalternos.

Entre las muy graves se reportaron casos de abandono, negligencia en el servicio policial, estado de ebriedad, extravío de equipo e indumentaria policial y la solicitud de dádivas o coimas a la ciudadanía.

LEA: El Congreso Nacional aprueba la Ley de Alivio de Deuda

En ese mismo período de tiempo, la Didadpol formuló 229 audiencias de descargo, de las cuales se emitieron un total de 223 dictámenes, 16 de los cuales fueron archivados y 213 se remitieron a la Secretaría de Seguridad y al alto mando policial con sus respectivas recomendaciones.

De estas se emitieron 202 expedientes sancionatorios con orden expresa de despido contra igual número de agentes y oficiales de la Policía sin ninguna responsabilidad para el Estado de Honduras.

A 11 de los investigados se les aplicaron sanciones menores como la suspensión del permiso de salida por 15 días y a diez de ellos la deducción de salario hasta por un período de 15 días.

Un investigador de la Didadpol indicó que el problema radica en el hecho que esta dirección de investigación ya no es la responsable de realizar las pruebas de confianza, entre ellas, la toxicológica, que mide los niveles de consumo de alcohol y drogas entre los uniformados.

LA PRENSA publicó en 2013 una investigación que reveló que siete de cada diez miembros de la Policía consumían en ese momento diferentes sustancias ilegales, especialmente cocaína.De 1,419 pruebas toxicológicas efectuadas se comprobó que 99 agentes consumieron sustancias ilegales.

¿Quién hace ahora las pruebas?

Omar Rivera, miembro de la Comisión de Depuración Policial, confió a LA PRENSA que las pruebas de confianza (toxicológicas, psicométricas y patrimoniales) ahora son realizadas por una unidad interna de la Policía Nacional y no por la Didadpol.

-202 agentes y oficiales fueron despedidos hasta julio de 2019 por la comisión de diferentes faltas graves y muy graves, entre ellas, consumo de alcohol.

Didadpol investiga varios casos

Allan Argeñal, titular de la Dirección de Asuntos Disciplinarios Policiales (Didadpol), confirmó el consumo de drogas y alcohol en varios miembros del estamento policial, pero dijo que no se puede generalizar que esta sea una práctica en todos los policías.

“Hemos recibido algunos casos cometidos bajo la ingesta de bebidas alcohólicas, hay que decir que en el marco de la Ley de la Carrera Policial, los policías no pueden ingerir bebidas alcohólicas durante las horas de servicio o mientras se encuentren de turno en las jefaturas policiales y la Ley de la Carrera Policial lo extiende a los fines de semana cuando ellos salen de civil y regresan a sus lugares de origen”, explicó.

En cuanto al consumo de drogas, Argeñal especificó que la Didadpol está conociendo varios casos y explicó que inmediatamente que reciben la denuncia se procede a realizar las pruebas de alcoholemia y toxicológicas para determinar este extremo y proceder a formular las sanciones disciplinarias.

“Lo que sí podemos garantizar como Didadpol es que estamos de forma permanente solicitando la certificación de pruebas de confianza en algunos casos y lugares adonde es frecuente este tipo de conducta”, dijo. Argeñal aclaró que no se puede generalizar que toda los policías tienen problemas de alcoholismo o de consumo de sustancias psicotrópicas, sino que se trata de hechos aislados en algunas regiones del país.