Capacitan a personal penitenciario en clasificación de reclusos

La extranjera visitó distintos centros penitenciarios para conocer las condiciones en que conviven las personas privadas de libertad.

La inducción estuvo a cargo de la directora de una cárcel de Roma, Italia.
La inducción estuvo a cargo de la directora de una cárcel de Roma, Italia.

Tegucigalpa, Honduras.

Una medida de prevención es evitar el contacto o la comunicación entre los privados de libertad que se encuentran en módulos de máxima y alta seguridad, recomendó Annunziata Passannante, directora adjunta de la Prisión Regina Coeli en Roma, Italia.

La experta en la temática penitenciaria expuso a los directores y subdirectores de centros penitenciarios que la clasificación de reos permite un mejor control y un tratamiento progresivo como parte de su rehabilitación.

Reveló que en la cárcel que dirige existe una rígida separación de los internos, que los mismos no tienen derecho a visita conyugal, sus visitas familiares son grabadas y supervisadas en todo momento, prevalece la seguridad y hay mayores controles.

“Se limitan los encuentros entre los individuos de la misma organización criminal, son ubicados en celdas individuales para evitar cualquier tipo de comunicación”, mencionó con relación a los estrictos mecanismos de control que existen en el establecimiento que dirige.

Lea además: Emil J. Bove, el azote de narcos hondureños

En la capacitación también participó personal del Instituto Nacional del Menor Infractor, Academia Nacional Penitenciaria y de la Secretaría de Gobernación, Justicia y Descentralización, quienes también conocieron las líneas que se deben seguir para realizar una clasificación de la población penitenciaria.

inp 2(1024x768)
En la capacitación participaron directores y subdirectores de distintos penales.


La experta recomendó a persona del Instituto Nacional Penitenciario (INP) que el proceso de clasificación se debe realizar en base al nivel de peligrosidad y agresividad, analizando antecedentes y realizando estudios psicológicos para determinar el régimen en que será ubicado: mínima, mediana, máxima o alta seguridad.

-Visitas-

Como parte del proceso de capacitación de una semana, la funcionaria italiana visitó la Penitenciaria Nacional de Támara , la Penitenciaria Nacional Femenina de Adaptación Social y El Pozo II, en Morocelí, El Paraíso.

La doctora en materia penitenciaria conoció las condiciones de vida de la población de los tres establecimientos, también tuvo la oportunidad de conversar con algunos de los internos, a quienes explicó el motivo de su visita y agradeció el acceso a dialogar con ellos.

Luego de platicar con las personas en privación de libertad, compró algunos de los productos elaborados por hombres y mujeres que estando recluidos han aprendido diferentes oficios, ese conocimiento les permite ayudar en la economía de sus hogares por medio de la venta de las diferentes artesanías que elaboran.

-De interés-

En lo que va del 2019, los empleados de los centros penitenciarios han recibido capacitación por parte de funcionarios del sistema penitenciario de Argentina, Francia, Italia, entre otras organizaciones internacionales.

La Prensa