Más noticias

Crearán fuerza de élite para seguimiento a expolicías

Se centrará exclusivamente en investigar, dar seguimiento y atrapar a exuniformados con vínculos en delitos y crimen organizado Iniciativa tiene respaldo de los depuradores

15 de septiembre 196 aniversario independencia año 2017 estadio nacional tiburcio carias.
15 de septiembre 196 aniversario independencia año 2017 estadio nacional tiburcio carias.

Tegucigalpa.

Ante la creciente implicación de policías depurados en actividades ilícitas y en recientes hechos de desestabilización política y social en el país, el Poder Ejecutivo planea crear una fuerza de élite de seguimiento a oficiales y agentes que fueron cancelados de la Policía Nacional de Honduras en los últimos tres años y medio.

Está previsto que esta unidad de seguimiento e investigación entre en operaciones en el segundo semestre de 2019 a efecto de ir sustentando algunos hechos que pueden ser constitutivos de delito y proceder a entablar las acciones judiciales pertinentes ante los tribunales de justicia.

Operaciones
Se informó que la nueva unidad policial entraría en operaciones en el segundo semestre de 2019.

Una fuente de altísimo rango de la Secretaría de Seguridad reveló a LA PRENSA que este grupo de élite tiene el respaldo de la Comisión de Depuración Policial, estará compuesto por agentes y oficiales de las fuerzas especiales y trabajará con un fiscal asignado. “Es una situación que trabajaremos este segundo semestre y la idea es que dé seguimiento a los policías depurados sobre todo a aquellos que tienen vínculos con actividades ilícitas y de crimen organizado”, confirmó.

Explicó que la unidad sería un grupo de élite cuya única y exclusiva responsabilidad será investigar, dar seguimiento y “cazar” a todos aquellos expolicías que han venido cometiendo hechos ilícitos contra la sociedad hondureña.dr fuerzapolicial(1024x768)

La creación de esta fuerza también cobró fuerza en las últimas semanas a raíz del involucramiento de exaltos oficiales del estamento armado en actividades de desestabilización durante las recientes protestas violentas que se dieron en el país el mes pasado. LA PRENSA recibió en junio información que la inteligencia del Estado investiga desde hace algún tiempo a varios exjerarcas policiales que lideran una instancia proscrita denominada Organización de Policías Retirados (OPR), que estaría detrás de actividades de desestabilización dentro y fuera de las fuerzas policiales y militares.

De hecho, el presidente Juan Orlando Hernández recién reveló que algunos de estos expolicías estuvieron detrás de la rebelión que se gestó por un grupo de amotinados de la Tropas de Inteligencia y Grupos de Respuesta Especial de Seguridad (Tigres).

Depuración
Estará compuesta por agentes de inteligencia y reacción

Investigaciones dormidas.

En junio del año pasado, la Comisión Especial de Depuración de la Policía anexó 1,600 nuevos expedientes de expolicías que fueron investigados por la comisión de faltas graves y constitutivas de delito; pero hasta ahora no se les han formulado cargos por parte los agentes fiscales.

Desde abril de 2016 que comenzó el proceso de depuración policial, hasta junio de 2019, son 5,775 policías de diferentes rangos que fueron cancelados del estamento armado por diferentes causas.

Dato
La fuerza policial se renovó con 9,101 policías egresados de la Anapo y del Instituto Técnico Policial (ITP)

Sin embargo, líderes de la sociedad civil cuestionan que el proceso de depuración ha quedado incompleto al no proceder legalmente contra todos aquellos policías que utilizaron la chapa, uniforme y arma de reglamento para cometer actividades reñidas con la ley.

LA PRENSA consultó a funcionarios de la Secretaría de Seguridad sobre esta nueva unidad, pero estos señalaron que no tenían información disponible en torno al tema y prometieron confirmar la información.