Más noticias

Un testigo no declaró en juicio contra “Mi Rosa”

Testigo TP2, en su testimonio aseguró que también cambió cheques en Banadesa.

Defensores y acusados ayer durante el desarrollo del segundo día de evacuación de los medios de prueba con la declaración de testigos protegidos.
Defensores y acusados ayer durante el desarrollo del segundo día de evacuación de los medios de prueba con la declaración de testigos protegidos.

Tegucigalpa, Honduras.

De los cuatro testigos propuestos para que rindieran su declaración en el segundo día de evacuación de medios de prueba programados en el juicio contra la ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo, el testigo TP1, no declaró.

Su testimonio estaba previsto para que se rindiera en horas de la tarde, pero el Ministerio Público informó que no pudo ser localizado y por eso, el Tribunal dio tiempo para que se localice y hoy pueda presentarse a rendir su declaración.

280 mil
lempiras cobró, aseguró el testigo TP2, en tres cheques que cambió en febrero de 2014, los que le dio Julio Galdámez.

Ayer, los testigos identificados como TP4, TP2 y TP7, rindieron su declaración y explicaron cómo ellos se involucraron en la red que cambió cheques por diferentes valores, los que eran sustentados en contratos para elaborar zapatos a través del programa Calzando a Honduras, pero ninguno, dijeron, era zapatero, ni comerciante. “En 2010 llegué a la Unidad de Desarrollo Comunitario, Udeco, porque me dijeron que había una especie de trabajo fácil y sencillo. Me recibió Julio Galdámez, Mauricio Mora y Saúl Escobar”, explicó el testigo protegido TP2.

Este testigo relató que cobró algunos de los cheques en Banadesa. “Fui a Banadesa, cobré el cheque, nos dieron el dinero en una bolsa, me fui al carro donde estaba Elvis Rodas y regresamos”, explicó. Por la tarde, el testigo TP7, aseguró que era empleado de Casa Presidencial, pero que no sabía leer ni escribir ni cuánto ganaba. Dijo que también r