Más noticias

Ya van 149 compañías interesadas en construir plantas de tratamiento

La primera planta que se construirá será en Chotepe y se destinarán 60 millones de dólares. El proceso de licitación ya comenzó.

Las fuentes superficiales en San Pedro Sula están siendo contaminadas. Foto: Yoseph Amaya
Las fuentes superficiales en San Pedro Sula están siendo contaminadas. Foto: Yoseph Amaya

San Pedro Sula, Honduras.

La licitación del proyecto de diseño definitivo y construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales de Chotepe despertó interés en el país e internacionalmente.

A 18 años de la concesión del servicio de agua, uno de los grandes retos es el tratamiento de las aguas residuales en San Pedro Sula.

Han sido años de espera, pero el primer paso se ha dado al anunciar y comenzar el proceso de precalificación de la primera fase de la planta que se construirá en Chotepe. Es una inversión de 60 millones de dólares que se hará en los próximos tres años.

La concesionaria Aguas de San Pedro publicó el llamado para precalificar, y el gerente, Maurizio Chiovelli, reveló que 149 compañías han retirado los pliegos para participar.

De estas, 35 son de internacionales de renombre mundial, el proceso va en tiempo y el 29 de marzo es la fecha límite para presentar las ofertas.

LEA: Compras por Internet activan el servicio del Correo Nacional

Chiovelli explicó que el proceso de licitación y la adjudicación finaliza este año y la construcción comenzará en 2020 una vez que todo esté firmado.

Aclaró que los requisitos para participar en la licitación del proyecto de diseño definitivo y construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales de Chotepe en su primera etapa son meticulosos y con estándares internacionales, y es satisfactorio que la participación de empresas ha sido grande.

En el caso de las empresas locales es requisito que se asocien con otras para poder competir, ya que tienen que cumplir con los requisitos establecidos en el documento base de precalificación.

El proyecto que se construirá comprende el diseño definitivo de la planta y del colector, la construcción de ambos, más el estudio de impacto ambiental. El presidente de la Fundación para el Valle de Sula, Martín Mayorquín, mira positivo el trabajo, pues asegura que la falta de plantas de tratamiento de aguas residuales en la ciudad pone en riesgo la calidad del agua en San Pedro Sula por la contaminación de fuentes superficiales y subterráneas.

Recordó que se realizó un foro sobre el tema y se concluyó en que es urgente la aprobación del Plan Maestro de Alcantarillado Sanitario como condición sine qua non para la construcción del sistema de tratamiento de aguas residuales, que ya cuenta con la disponibilidad de los terrenos adonde pueden ser construidas las tres plantas de tratamiento, dándole, de esa forma, cumplimiento a lo establecido en el contrato.