Unos 16,660 dreamers de Honduras están a salvo de deportaciones

La Corte Suprema de Justicia decidió no incluir en su calendario de casos del primer semestre de 2019 el debate del programa migratorio Acción Diferida (DACA).

 Desde noviembre de 2018, los soñadores han realizado manifestaciones .
Desde noviembre de 2018, los soñadores han realizado manifestaciones .

San Pedro Sula, Honduras

Aunque la incertidumbre continuará, más de 16,000 jóvenes dreamers (soñadores) de origen hondureño están a salvo, por ahora, de una deportación gracias a que la Corte Suprema de Estados Unidos ha decidido no revisar en 2019 el programa migratorio Acción Diferida (DACA) bajo el cual se encuentran amparados.

64,700
centroamericanos jóvenes de todos los países de la región incluyendo a Panamá, están bajo el DACA.

En septiembre de 2017, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la eliminación del DACA creado por el presidente Barack Obama en 2012 para proteger a los jóvenes que llegaron a Estados Unidos antes de cumplir los 16 años.

Según el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (U.S. Citizenship and Immigration Services, USCIS), en ese país norteamericano se encuentran protegidos bajo DACA 16,660 jóvenes de origen hondureño de un total de 699,350 inmigrantes de diferentes nacionalidades registrados hasta el 31 de agosto de 2018.

En un momento que Trump batalla políticamente con el fin de lograr la aprobación de parte del Congreso de $5,700 millones para construir el muro fronterizo, la Corte Suprema evitó incluir al DACA en su calendario de casos de 2019. En consecuencia, no emitirá un fallo a corto plazo.

jt-daca4-220119(800x600)
Donald Trump le propuso a los congresistas extender el DACA y TPS para lograr el dinero del muro. Mientras Mitch McConnell, líder de la mayoría en el Senado, se prepara para presentar un proyecto de ley que pondrá fin a la parálisis administrativa.

En noviembre de 2018, Trump instó a la Corte a ponerle fin al DACA para expulsar de Estados Unidos a estos jóvenes, llamados en inglés dreamers, que estudian y trabajan.

Tras esa petición, tres cortes federales (California, Nueva York y el Distrito de Columbia) dictaminaron que la cancelación es ilegal y exhortaron al Gobierno a mantener el programa.

Para Marlon Tábora, embajador de Honduras en Washington, el hecho de que la Corte no examine el DACA en los próximos meses, los jóvenes hondureños “siguen con el beneficio, pero al mismo tiempo siguen con la incertidumbre”.

“La Corte no espera verlo (el DACA) este año, sino el próximo, lo cual vuelve nuevamente el tema político”, dijo Tábora al ser consultado ayer por LA PRENSA.

Claves.67(800x600)

Dentro de toda la población protegida por el DACA, Honduras posee una participación de 2% y los países vecinos del Triángulo del Norte porcentajes un poco más altos: El Salvador 4% y Guatemala 3%.

Desde la óptica de Leoncio Velásquez, presidente de Hondureños Unidos de Los Ángeles (Hula), “esto representa un progreso para los dreamers porque la Corte ha decido no intervenir y dejarlo tal como está”.

“Es un triunfo porque la Corte no quiere tomar una decisión, pero los muchachos, para estar seguros, necesitan que tome una decisión definitiva para que se queden en este país y opten a la ciudadanía. Ellos serán la fuerza de trabajo en este país”, dijo Velásquez.

Dato
El número uno México, con 558,050 inscritos, es el país (entre más de 150) que posee el mayor número de jóvenes protegidos con DACA

Después de mantener una posición intransigente sobre el DACA a finales del año pasado, en los últimos días, Trump utilizó como carta de negociación este programa frente a los congresistas demócratas para que le concedieran el dinero para el muro.

Ahora propone extender tres años el DACA y el Estatus de Protección Temporal (TPS) que ampara a 430,000 inmigrantes (más de 57,000 hondureños).

Trump se ha visto en la necesitad de ceder ante la oposición porque el shutdown (parálisis administrativa) no le ha surtido el efecto esperado en su intento de conseguir el presupuesto para el muro.

Desde el 22 de diciembre, una parte del Gobierno federal está sumido en una parálisis porque Trump no está dispuesto a firmar un presupuesto que salga del Congreso sin la partida de los $5,700 millones.

En un ambiente de tensión entre el Legislativo y Ejecutivo, “la Corte le da un duro golpe a las pretensiones de Trump”, según Francisco Portillo, presidente de la Organización Hondureña Integrada Francisco Morazán.

“Esto le debilita la propuesta al presidente de Trump, la propuesta de extender por tres años el DACA y el TPS. Eso ya queda a un lado. Esto es una luz al final del túnel. En octubre la Corte también puede tomar una decisión definitiva”, plantea Portillo.

El líder comunitario hondureño le advierte a los jóvenes que no lograron entrar al DACA, que estas decisiones no los favorecen a ellos.

Para gozar ahora de ese programa, los postulantes debían, además de haber llegado a Estados Unidos antes de los 16 años, tener menos de 31 años el 15 de junio de 2012, al entrar en vigor el DACA. Aunque los dirigentes, como Portillo, observan pequeños triunfos en el escenario político de Estados Unidos, la lucha por alcanzar estabilidad “no se termina”.

“Nosotros como organización estamos luchando por una legalización de los hondureños que están bajo el TPS, el cual vence el 5 de enero de 2020. El 9 de febrero, nosotros nos vamos a reunir con la congresista demócrata Donna Shalala para presentarle una carta pidiéndole que sea patrocinadora de un proyecto de ley para ver de qué manera buscamos una legalización de las comunidades centroamericanas que han tenido y tienen TPS”, dijo Portillo.

El 15 de febrero próximo, la Corte se reunirá y analizará si incluye el tema del DACA en el próximo período, lo cual implicaría que en 2020 emitiría una resolución definitiva y los dreamers tendrían certidumbre sobre su futuro migratorio.

Organizaciones que velan por los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos, como DRM Action Coalition, calificaron ayer la acción de la Corte como una “victoria” para los jóvenes soñadores.

En su cuenta de Twitter (DRMAction), explicó que la Corte Suprema podría cambiar su decisión; sin embargo, da tiempo para que el Congreso y la Casa Blanca resuelvan el tema.

La Prensa