Oficial de las FF AA se defiende de acusación de EUA

Santos Rodríguez Orellana y Carlos Alberto Maradiaga y otros seis hondureños más están en la mira por corrupción y narcotráfico.

Carlos Alberto Maradiaga y Santos Rodríguez Orellana.
Carlos Alberto Maradiaga y Santos Rodríguez Orellana.

Tegucigalpa, Honduras.

Las autoridades de las Fuerzas Armadas de Honduras (FF AA) han suspendido temporalmente a dos capitanes que están siendo investigados por el Gobierno de Estados Unidos por su presunta participación en el narcotráfico y corrupción.

Se trata del capitán Carlos Alberto Maradiaga, de la Fuerza Aérea de Honduras (FAH), y el capitán Santos Rodríguez Orellana, asignado a la seguridad interna del Estado Mayor Conjunto.

Isaías Álvarez, jefe de las institución castrense, expuso que ambos están suspendidos temporalmente de sus funciones para que sean investigados.

“Los dos quedan suspendidos de sus puestos. En este caso, Estados Unidos habla de corrupción y narcotráfico, queremos saber si los oficiales mencionados están en ambos casos o en uno solo”, señaló el general.

Agregó que ya solicitaron información a la Embajada estadounidense sobre el involucramiento de estos oficiales.

Dijo que en caso de encontrar indicios de culpabilidad de ambos, serán puestos a las órdenes de las autoridades competentes.

Álvarez apuntó que desde el momento que los miembros de las FF AA manchan la imagen de la institución dan indicios para llevarlos ante el tribunal de honor.

ll declaratia(1024x768)
En el oficio emitido ayer se anuncia que el oficial Santos Rodríguez Orellana con el rango de capitán de las Fuerzas Armadas también se encuentra bajo investigación por ese país.

Ningún elemento puede dar pie a escándalos institucionales que tienen que ver con el honor y prestigio de la institución”, expresó.

El general mencionó que le llama la atención lo que está sucediendo con los militares, ya que es una entidad que se ha caracterizado por su integridad. “Yo casi me resistiría a creer que alguien esté participando en estos actos irregulares. Vamos a ver cuál es la participación de ellos, de igual manera sería bochornoso”, lamentó.

Aseguró que en las FF AA hacen investigaciones a cada uno de los elementos, pero reconoció que puede haber fallas.

Ayer por la tarde trascendió que el capitán Rodríguez Orellana estaba bajo custodia de la FF AA.

Lenin González, portavoz de las FF AA, manifestó que no es competencia de la entidad castrense mantener detenido a un miembro.

Recordó que hasta el momento Maradiaga y Rodríguez Orellana solo están siendo mencionados, no se les ha demostrado culpabilidad en actos ilícitos.

Mencionó que a partir de investigaciones internas han detectado que el oficial Maradiaga ha tenido una conducta satisfactoria.

“La conducta del oficial ha sido satisfactoria, con el desenvolvimiento de cualquier miembro de las FF AA”, indicó. Pero garantizó en que se seguirán los procedemientos legales correspondientes.

Investigados

Desde el viernes pasado, las autoridades de la Embajada de Estados Unidos comunicaron la lista de siete hondureños vinculados al narcotráfico y corrupción.

Ellos son Wilter Neptaly Blanco, Evin Peña, Óscar Aragón, Fredy Mármol, Faustino Murillo, Johana Dican y el capitán Maradiaga.

Ayer se sumó a la lista el capitán Rodríguez Orellana.

En el documento oficial se reitera que “los Estados Unidos no será refugio para aquellos que recurren a actividades criminales. La Embajada ha hablado de estas investigaciones con algunas personas, quienes han proporcionado información importante para una investigación en proceso”.

Se defiende

Carlos Alberto Maradiaga, oficial de las FF AA mencionado en el comunicado, reaccionó ayer ante su supuesta participación en hechos ilícitos y dijo que no tiene ningún nexo con el narcotráfico ni corrupción.

Afirmó que las acusaciones provienen por las asignaciones que se le hacen en su trabajo. “Las misiones que a uno le asignan en las Fuerzas Armadas en la lucha contra el narcotráfico y soberanía del país”, acotó.

Seguidamente, afirmó que “el crimen organizado es una entidad muy fuerte y muy bien pagada, con contactos en toda la población, y es ahí adonde obtienen información de uno. Es así como se la pueden dar a conocer (EUA), diciendo que uno está confabulado con ellos”.

Referente a su patrimonio, dijo que trabaja con su padrastro en la siembra de cebollas y arroz. Además, tiene una “pequeña discoteca”.

“Me asombra. Dicen que participé en una misión de narcotraficantes en 2009 y la verdad es que yo estaba asignado a una Academia Militar en Palmerola”.

Pruebas contundentes

Julieta Castellanos, rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), apuntó que si la Embajada de Estados Unidos ha dado nombres sobre los investigados es porque tienen evidencias contundentes.

“Deben tener pruebas irrefutables y han dado los nombres por alguna razón que desconocemos. Esperamos que en las FF AA ellos mismos tomen decisiones con un servicio de inteligencia que les pueda dar información sobre lo que hacen sus miembros”, instó. Consideró que sería lamentable que la institución perdiera credibilidad ante estos hechos.

En esos términos también se refirió el presidente Juan Orlando Hernández al afirmar que los procesos de depuración deben ser permanentes y ser parte del ADN de las nuevas instituciones.

Lo anterior lo expuso después que la Embajada de Estados Unidos revelara el presunto involucramiento de oficiales de las FF AA en actos de corrupción y narcotráfico.

“Probablemente no trascienda mucho cuántos militares se someten a los tribunales por instrucción de un superior o porque los van denunciando; pero estoy seguro que si sacan las estadísticas, es una cantidad importante, al igual que los que salen de la institución porque no reúnen algunos requisitos”, recalcó el gobernante.

“Que no les extrañe que en el Ministerio Público, en el Poder Judicial, en la Policía, en Fuerzas Armadas, en los órganos de Inteligencia, las pruebas de confianza y los sistemas de depuración sean permanentes”, agregó.

“El Estado de Honduras, a través de este Gobierno, no va a esconder información a ningún otro Estado cuando este demuestre que tiene evidencias suficientes para pensar que alguien ha estado atentando contra otro ciudadano de ese Estado o contra ese Estado; ya Honduras tomó esa decisión en el Congreso anterior”, precisó el mandatario.

La Prensa