Más noticias

$10 millones para restaurar el Jeannette Kawas y Pico Bonito

El proyecto, que equivale a unas 70,000 canchas de fútbol, beneficiará de manera directa a 26,000 personas también del refugio de vida silvestre Cuero y Salado.

TEGUCIGALPA. Honduras restaurará 295,000 hectáreas de áreas protegidas con un proyecto de casi 10 millones de dólares financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial y apoyado por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Todo se hará mediante el programa Recover que cuenta con una financiación de más de 9.8 millones de dólares del Fondo para el Medio Ambiente Mundial y será gestionado por el PNUD y la FAO.

La ayuda de la ONU fue plasmada en un acuerdo firmado por la titular de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (MiAmbiente), Liliam Rivera, y el representante residente del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Richard Barathe.

El documento también fue rubricado por la vicecanciller hondureña de Cooperación y Promoción Internacional, Karen Najarro, y el representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Dennis Latimer.

Barathe dijo que Recover busca en los próximos siete años “restaurar, proteger y conservar” 295,000 hectáreas de bosques, lo que supone un tercio de los compromisos de Honduras con el Acuerdo del Clima de París.

Señaló que el proyecto, que equivale a alrededor de 70,000 canchas de fútbol, beneficiará de manera directa a 26,000 personas del departamento de Atlántida, en el Caribe del país.

En qué consiste Recover. El PNUD apoyará modelos económicos de desarrollo que “sean verdes” en materia de agricultura, silvicultura, pesca y turismo, entre otros, añadió.

Barathe destacó que Honduras solo contribuye de forma marginal a las emisiones de gases de efecto invernadero con el 0.01 %, pero es el país “más vulnerable a desastres naturales”.

El proyecto Recover traerá “muchos beneficios directos” y va a dar lugar a “un efecto multiplicador” en el país centroamericano, agregó. El programa se ejecutará en el parque Nacional Jeannette Kawas, el refugio de vida silvestre Cuero y Salado, y el parque nacional Pico Bonito, entre otros, que son amenazados por el crecimiento poblacional, las necesidades de subsistencia y sectores productivos intensivos, según las autoridades.

El representante de la FAO en Honduras indicó que el programa es “bien ambicioso” y busca aportar “un granito de arena” durante siete años para conservar la biodiversidad de Atlántida.

El proyecto tiene “varios componentes muy importantes en la recuperación de los suelos degradados, la conexión de las zonas protegidas y la protección de la biodiversidad en parques nacionales”, explicó. Latimer dijo que la iniciativa busca que los medios de vida de unas 26,000 personas sean “más sostenibles” y que se puedan llevar a cabo de “una forma ambientalmente sostenible y amigable”.

“Como país tenemos que poder seguir adelante conservando nuestros recursos naturales y este proyecto apoyará gran parte para llegar a esos objetivos”, señaló.

Como parte del programa, la FAO trabajará con asociaciones y comunidades del sector pecuario para rehabilitar los sistemas que han quedado degradados por malas prácticas agrícolas, destacó. Por su parte, la titular de MiAmbiente dijo que Honduras tiene “una gran riqueza natural” en áreas protegidas, pero también es “altamente vulnerable” ante los efectos del cambio climático debido a su ubicación geográfica. Sin embargo, señaló que “necesidades y conflictos emergen y se comienzan a perder súbitamente esas áreas protegidas”.

Destacó que el proyecto Recover es “relevante”, pues busca el cuidado del medioambiente colocando al individuo en el centro para que sea “beneficiario de los atributos y gestiones ambientales”. El programa comenzará a ejecutarse el último trimestre de 2021.