México.

El español Jorge Monje, viudo de Lorena Rojas, lamentó que su cuñada Mayra haya tomado la decisión de quedarse con la pequeña Lucianna, violando con ello la última voluntad de la fallecida actriz.

En una carta enviada al periódico HuffPost Voces, dirigida a la niña, Monje aseguró que no dará la batalla legal por la custodia porque no quiere hacerle daño a la pequeña.

'Dentro de mi tristeza sé que estás en manos de gente que te quiere, gente que ha decidido que lo que hacen es lo mejor para ti, aunque haya sido únicamente su decisión.

Me prometí a mí mismo que nunca haría nada que pudiera hacer daño a las personas que Lorena amó. Por eso no entraré en ninguna batalla que pueda hacerte el más mínimo daño a ti', escribió.

Lorena, fallecida a principios de este año víctima de cáncer, adoptó en 2013 a Lucianna, de nacionalidad estadounidense. Desde su muerte, Mayra cuida a la pequeña y pretende adoptarla.

Monje afirmó que Lorena le dijo a su mamá y a su hermana que, si ella llegara a faltar, Monje tendría que quedarse con Lucianna, pero que ellas no respetaron esa decisión.

'Desgraciadamente ninguna de sus voluntades se pudieron hacer realidad tal como ella deseó. (...) Quiero que sepas que aunque nos obligaron a separarnos, yo siempre estaré aquí para lo que necesites, sea lo que sea', finalizó Monje en su carta.

Lorena decidió adoptar antes de conocer a Monje, quien asegura que se casó con ella días después de adoptar a Lucianna e iba a asumir la paternidad oficialmente, pero no terminó el trámite legal de adopción debido a la muerte de la actriz.

Foto: La Prensa

Jorge junto a Lorena y su hija.