Madrid.

El productor Raphy Pina tendrá que acudir a los juzgados de Puerto Rico el próximo 13 de diciembre tras ser incapaz de llegar a un acuerdo con la fiscalía para declararse culpable de los cargos de posesión ilegal de armas que se le imputan.

En abril de 2020, el FBI realizó una redada en su casa de Caguas Real durante la que se encontraron varias pistolas, incluida una modificada para que pudiera disparar de forma automática, y munición.

Según fuentes oficiales, el juicio podría durar una semana y se espera que testifiquen más de media docena de personas antes de que se dicte sentencia.

Pina se enfrenta a una posible condena de hasta diez años de cárcel.

Esta no es la primera vez que el empresario del mundo de la música se enfrenta a problemas con la justicia: en 2012 fue acusado de 19 cargos por fraude y blanqueo de dinero.

Natti y Raphy dieron la bienvenida a su primera hija el pasado mes de mayo, tres meses después de anunciar su compromiso.