05/12/2022
01:26 PM

Más noticias

Productor de Televisa asegura que Vicente Fernández era “controlador”

Continúa la polémica por la difusión de la nueva bioserie sobre el fallecido artista mexicano

Ciudad de México.

El productor Reynaldo López, responsable de programas como La Parodia y La Hora Pico, externó en redes sociales su punto de vista sobre la polémica con la bioserie El Último Rey: El Hijo del Pueblo, que hasta ahora mantiene en pie su estreno, a las 20:30 horas de este lunes por Las Estrellas.

El creativo criticó la postura de María del Refugio Abarca Villaseñor, viuda de Vicente Fernández, quien se abalanzó contra Televisa por querer infringir los derechos de autor del Charro de Huentitán al continuar con el lanzamiento del programa, pese a existir una resolución judicial que impide su transmisión.

Don Vicente siempre quiso controlar todo a su alrededor: medios de comunicación, prensa, radio, imitadores e incluso a otros cantantes, nunca permitió que nadie comiera las migajas que caían de su mesa, solo él autorizaba quien pudiera imitarlo”, aseguró López, quien no está involucrado en la bioserie, en su cuenta oficial de Twitter.

Don Vicente controlaba quiénes podían cantar en un palenque. Si un empresario pretendía contratar a otro cantante vernáculo, él lo amenazaba con cancelar su presentación, igual hacía en la radio y en la prensa. Si la música ranchera casi se acabó en México fue gracias a él”.

De inmediato, varios internautas se mostraron molestos con la postura del productor, alegando que opinaba de algo ajeno al verdadero problema de esta polémica: la infracción a los derechos de autor y el hecho de que TelevisaUnivision, al parecer, no tienen la autorización oficial de la familia Fernández para producir una bioserie sobre el cantante.

“Don Vicente, un controlador de la prensa, de manera que si publicaban algo que no le gustaba, vetaba al medio, si un actor pretendía imitarlo, usaba todas sus influencias para prohibirle que fuera contratado. Ese también fue Don Vicente Fernández”, continuó el creativo en Twitter.

“Un eterno controlador y opositor a la libertad de expresión. Muchos cantantes y actores podrán atestiguarlo. Ahora quieren prohibir que el público conozca su historia”, añadió, alimentando la teoría de que la postura de los Fernández en realidad es una especie de censura para impedir se cuente la vida personal del intérprete.