Miami, Estados Unidos

La fama y el éxito le llegaron como por arte de magia. De un momento a otro, Neve Campbell se convirtió en la estrella juvenil en la segunda mitad de los 90. Pero, de igual manera, de un día a otro y sin previo aviso, la actriz desapareció del radar en pleno auge de su carrera.

Casi dos décadas después, la canadiense de 43 años comienza nuevamente a brillar gracias a su papel de LeAnn Harvey en la serie House of Cards.

“Sabía que quería ser parte de algo que ya estuviera establecido, que tuviera un gran elenco... Para mí, obtener un papel en este show del que ya era fan, fue algo extraordinario. No pude haber pedido algo mejor, es un gran personaje, uno muy diferente a lo que había hecho en el pasado. De esta manera, la gente puede darse cuenta de que ya soy una adulta, de que puedo interpretar un rol femenino fuerte, que es poderoso e inteligente en lo que hace; que ya no es la víctima, como algunos de los personajes que interpreté en los 90”, contó Neve a Diario Reforma.

Entérese

Su primera gran oportunidad en Hollywood llegó con la serie Party of Five, y se fueron sumando los éxitos cinematográficos Jóvenes Brujas (1996), Criaturas Salvajes (1998) y, por supuesto, la franquicia de terror Scream.

Su atípica belleza, con rasgos dulces pero enigmáticos a la vez, la convirtió en el sueño de muchos, y hasta la llegada del nuevo milenio aparecía en cine, televisión y ¡hasta en la sopa! Sus créditos también incluyeron Studio 54 (1998 y la comedia romántica Tango Para Tres (1999).

“Definitivamente, la industria ha cambiado, aunque aún tenemos un largo camino por recorrer. Todavía hay más roles para hombres de los que hay para mujeres, pero, al mismo tiempo, en televisión creo hay muy buenos personajes femeninos y muchas mujeres son las que tienen las riendas de los shows”, agregó.