Ciudad de México

Imágenes icónicas del folclor mexicano como los alebrijes, los perros xoloitzcuintles, las flores de cempasúchil, el papel picado y los tamales, impregnarán en octubre la pantallas de cine a nivel mundial.

Y todo gracias a Coco, la nueva película animada de Pixar, denominada por su productora Darla Anderson como “una carta de amor a México” y “visualmente, la cinta más hermosa creada por Pixar”.

El filme, que se estrena el 26 de octubre en el país (tres semanas antes que en Estados Unidos), relata la historia de Miguel, un niño de 12 años amante de la guitarra que está decidido a cumplir su sueño de ser músico, aunque eso signifique romper con una prohibición familiar.

En su travesía por alcanzar sus metas, el pequeño se embarca en una aventura sin precedentes por la Tierra de los Muertos, donde conocerá a sus antepasados, además de descubrir el sentido de la vida a ritmo de mariachi.