Los Ángeles, Estados Unidos.

El nombre de Matt LeBlanc sigue siendo asociado inevitablemente a su querido personaje en la serie Friends, Joey Tribbiani. Sin embargo, Paul (73), padre del intérprete, ha afirmado ahora que lejos de las cámaras, su famoso hijo dista mucho de ser la persona amable y desinteresada a la que daba vida en la TV.

“No es como su personaje de Joey Tribbiani, a quien todo el mundo adora. Sigue siendo mi hijo, pero me duele mucho el tipo de persona en el que se ha convertido”, asegura Paul, que abandonó a la madre de LeBlanc cuando este era todavía un bebé, al periódico The Sun.

Aunque padre e hijo retomaron su relación cuando la estrella televisiva tenía ya 8 años, en 2012 volvieron a distanciarse después de que el actor le retirara su apoyo económico, que en los inicios de su carrera sirvió para que Paul pudiera disfrutar de una casa de seis habitaciones en Colorado y un Porsche Carrera que personalizaron juntos.

Ahora, el padre del actor le acusa de haber dañado su ya delicada salud debido al estrés que le provoca el desapego que le muestra. “Estaría dispuesto a reconciliarnos, pero nunca podría olvidar lo que me ha hecho. Cada noche me acuesto en la cama y repaso mentalmente sus afrentas. No es bueno para mi salud”, añadió Paul.