28/05/2024
03:12 PM

'La calidad literaria desconoce el género”

En sesión oficial realizada el 22 de mayo en esta ciudad, la escritora Marta Susana Prieto se incorporó a la Academia Hondureña de la Lengua.

    En sesión oficial realizada el 22 de mayo en esta ciudad, la escritora Marta Susana Prieto se incorporó a la Academia Hondureña de la Lengua.

    Su nombre se suma al de Helen Umaña y Sara Rolla, quienes ya pertenecen a esa institución correspondiente de la Real Academia Española.

    ¿Qué significa pertenecer a la Academia Hondureña de la Lengua?

    Un gran honor. Aunque hace un año, cuando óscar Acosta me comunicó que me habían propuesto, me negué, pues lo consideré un honor inmerecido.

    ¿Por qué?

    Porque no soy académica. Mi educación formal es en administración de empresas, pero desde toda la vida he sido gran lectora y amante del arte. Mi formación artística ha sido autodidacta.

    ¿Qué argumentos le presentó don óscar Acosta para que finalmente usted aceptara?

    Que tenía méritos por mis libros publicados, por haber obtenido una mención en el Premio Casa de Las Américas gracias a la novela 'Memoria de las sombras' y por mi constante actividad cultural. Además, se me explicó que la Academia no necesariamente debe estar formada por académicos, sino por personas destacadas en el ámbito cultural.

    En 'Memoria de las sombras' usted se apega al punto de vista tradicional enseñado sobre Lempira, ¿qué piensa del texto publicado por Mario Felipe Martínez Castillo?

    Me apego a la versión histórica de la época de Herrera y Tordesillas, la misma que aprendimos en la escuela. Me decido por esa versión histórica no con la intención de mitificar o desmitificar al héroe, sino por el hecho histórico: la existencia de Lempira.

    ¿La literatura puede ser un medio para superar el trauma histórico heredado de la colonización española?

    Para superar el trauma es imperativo conocer el pasado, ventilarlo. Discutir, denigrar, negar o validar compete al historiador; la función del escritor es poner el tema sobre la mesa. Como creadora de ficción mi trabajo es provocar, acercar al lector a la historia.

    ¿Su pertenencia a la Academia es un logro para el género femenino o para las letras nacionales?

    La literatura no tiene sexo, la calidad literaria desconoce el género, aunque es una verdad a medias, pues en nuestro medio no podemos sustraernos de este elemento. Es importante que tres mujeres de la costa norte pertenezcan a la Academia en el sentido de inspirar a otras.

    'La Academia ha cambiado en su perspectiva. Ya no es una institución de señores anquilosados que cuidan el idioma, ahora busca mayor proyección cultural'.

    ¿Cree en el concepto de literatura femenina?

    Sí y no. Creo que la mujer tiene una forma diferente de abordar las cosas, no sólo en lo literario, pero no soy una furibunda feminista.

    Hombre y mujer son diferentes, pero complementarios.

    ¿Qué piensa de ciertas mujeres que gritan y demandan reconocimiento en este oficio y no dejan que su obra diga si merecen tal aprobación?

    Estoy en desacuerdo. En términos generales, lo que nos hace falta en el país es más trabajo, estudio, investigación y esfuerzo.

    Queremos escribir unas cuatro líneas y ser reconocidos. Hay ansiedad desmedida de figurar, salir en los diarios y recibir alabanza.

    ¿Cómo le gustaría que la vieran: como representante de la literatura hondureña o femenina?

    De las letras hondureñas, no de género. Aunque estoy orgullosa de ser mujer.

    ¿Seguirá su obra literaria el camino de 'Memoria de las sombras'?

    Sí. Estoy terminando una novela que en cierto modo es continuación de ésta. Mi meta es publicarla a fin de año.

    Usted integró una comisión que pretendía orientar a las autoridades sobre el establecimiento de una plaza de la cultura, ¿qué pasó con ese proyecto?

    Un grupo de voluntarios trabajamos en eso, pero nuestras autoridades aún piensan pueblerinamente. Se remodela un edificio antiguo que fue válido como colegio, pero se desaprovecha un terreno donde se podría levantar un proyecto de impacto. El político piensa a corto plazo para inaugurar proyectos y figurar, por eso no prosperó. Pienso que no era el momento, la idea no ha fenecido.

    La autora

    Marta Susana Prieto nació en Puerto Cortés en 1944. Realizó estudios de administración de empresas. Ha estudiado historia del arte, filosofía y música. Colaboró en la revista Tragaluz, de La Prensa, y Cronopios.

    En 1999 publicó 'Melodía de silencios', en 2002 la colección de cuentos 'Animalario' y en 2005, 'Memoria de las sombras'.