Madrid.

¡Se veía venir! Tras pasear su amor y sus muestras de cariño en público por un sinfín de alfombras rojas, Kourtney Kardashian se ha comprometido este fin de semana con el roquero Travis Barker tras nueve meses de relación sentimental.

El baterista de Blink-182 le hizo la gran pregunta en medio de un escenario de ensueño: un círculo de rosas rojas y velas blancas instalado en la playa del hotel Rosewood Miramar Beach.

La respuesta de la celebridad ha sido, por supuesto, que sí y los futuros novios han celebrado la feliz noticia con una cena en la que estuvieron acompañados de sus seres queridos.

La hija de 15 años de Travis, Alana, ya les ha dado su bendición publicando una fotografía de su padre y de su madrastra en Instagram junto al mensaje: “Me alegro muchísimo por ustedes. Los quiero mucho a los dos”.

Kim Kardashian se ha encargado de desvelar el anillo de compromiso que ha recibido su hermana mayor: una impresionante joya con un diamante ovalado, que curiosamente recuerda a uno de los que le entregó a ella su exmarido Kanye West en su momento.

Travis ha estado casado anteriormente en dos ocasiones, pero para Kourtney será su primer matrimonio, ya que nunca llegó a pasar por el altar con su ex Scott Disick, el padre de sus tres hijos, pese a las presiones de su familia para que lo hiciera.