California, Estados Unidos

El reparto de la saga Guardianes de la galaxia pidió a través de una carta publicada en las redes sociales el regreso de James Gunn como director de la tercera entrega de la franquicia, después de que el estudio Disney lo despidiera por comentarios inapropiados en Twitter.

“Aunque no apoyo las bromas inapropiadas que James Gunn hizo años atrás es un buen hombre”, escribió el actor Chris Pratt en su perfil oficial de Instagram. El intérprete incluyó en su publicación la misiva firmada por Zoe Saldaña, Dave Bautista, Karen Gillan, Bradley Cooper, Sean Gunn, Vin Diesel, Pom Klementieff y Michael Rooker.

“Apoyamos por completo a James Gunn -comienza la carta-. Todos estamos sorprendidos por su abrupto despido la semana pasada y hemos esperado intencionadamente diez días para responder con la intención de pensar, rezar, escuchar y debatir sobre lo ocurrido. En este tiempo nos ha alentado el enorme apoyo de los fans y miembros de los medios de comunicación que desean ver a James recuperar su trabajo como director del ‘Volumen 3’”, agrega la misiva.

Los intérpretes aseguran que están deseando volver a trabajar con el cineasta y que su “historia”, en alusión a su carrera, “no se ha acabado, ni mucho menos”.

Alan Horn, presidente de Disney, despidió a Gunn el pasado 20 de julio y dijo que “las ofensivas actitudes y declaraciones descubiertas en el perfil de Twitter de James son indefendibles e inconsistentes con los valores del estudio”.

Caso

Diferentes voces del conservadurismo en Estados Unidos rescataron varios mensajes antiguos de Gunn, que en las redes sociales es conocido por sus críticas a la derecha y al presidente del país, Donald Trump.

“Me gusta cuando los chicos pequeños me tocan en mi lugar tonto. ¡Shhh!”, se lee en un tuit de 2009 del realizador.
“Estoy haciendo una gran adaptación en Hollywood de (el libro infantil) The Giving Tree con un final feliz: el árbol vuelve a crecer y le hace una felación al niño”, escribió en otro mensaje en 2011.

Gunn pidió perdón en Twitter. “Solía hacer muchos chistes ofensivos, ya no lo hago. No culpo a mi yo del pasado por esto, pero ahora me gusto más y me siento como un ser humano y un creador más completo”, afirmó Gunn, quien aclaró que antes se veía como “un provocador”.