Madrid, España.

Miguel Bosé ha vuelto a las redes para seguir explicando su controvertida posición frente a la pandemia de COVID-19 y las medidas para luchar contra ella, en este caso su negativa a un uso de mascarillas 'obligatorio, generalizado y sin excusas'.

'Como bien oís, tengo asma y la mascarilla me crea problemas', ha argumentado el cantante, que desde hace tiempo presenta una sonora afonía al hablar, para justificar por qué él no quiere utilizarla y por qué piensa que no es buena para todo el mundo de forma sistemática.

Miguel Bosé, quien reconoce su apoyo a movimientos que cuestionan el uso de esta barrera sanitaria y su eficacia, ha considerado que 'la población sana no tiene por qué llevarla', pero ha opinado que, para prevenir, es conveniente que la usen 'los enfermos, los sanitarios y los ancianos'.

'Pero un uso obligatorio, generalizado y sin excusas, no', ha insistido el músico, para quien 'salud es respirar'.

Bose1


Aludiendo quizás a unas fotografías suyas recientes en las que se le ve utilizando mascarilla a la salida de unas compras en un centro comercial, el autor de 'Papito' ha reconocido que, a 'veces', la lleva cuando entra en espacios 'donde a la gente le pueda molestar que vaya sin ella'.

Dinero

'¿Dónde estaba la histeria hace uno, dos o tres años, cuando hubo tanto contagio de gripe, más masivo y con mayor número de muertos? ¿ Se paró la economía?', se ha preguntado, antes de considerar que en estos momentos 'la calle tendría que estar trabajando y produciendo, ganando su dinero para poder subsistir, pagar sus impuestos y hacer una vida normal'.

Más noticias