REDACCIÓN. La cantante nacida en Londres, en 1995, es considerada un orgullo del país europeo con su carrera global y su compromiso con importantes causas sociales.

Por tal razón, el presidente albanés, Bajram Begaj, le concedió este domingo la ciudadanía a Lipa por promover al país a través de su fama y su música. Dijo que su carrera y compromiso con importantes causas sociales enorgullecen al país.

La cantante de New Rules dijo que fue “una gran alegría indescriptible” aceptar la ciudadanía.

Después de posar para las fotos con el presidente Bajram Begaj en el Ayuntamiento de Tirana, Dua Lipa prestó juramento de ciudadanía, tomó sus huellas dactilares y firmó un formulario de solicitud de documento de identidad y pasaporte.

MIGRACIÓN

Los padres de Lipa abandonaron Kosovo alrededor de 1992, cuando comenzaron a surgir las tensiones que finalmente llevaron a la guerra de 1998-1999.

El abuelo de la cantante, Seit Lipa, dirigía el Instituto de Historia de Kosovo cuando la ley serbia apuntó a su cierre en 1992, una medida que un relator especial de las Naciones Unidas calificó más tarde como una señal de crecientes violaciones de los derechos humanos.

Al establecerse en Camden, la familia crió a Lipa con una conciencia de su cultura, siendo el albanés su primer idioma, incluso cuando se enamoró de estrellas del pop occidental como Pink y Nelly Furtado.

Pero sus padres siempre tuvieron la intención de regresar a casa, lo cual hicieron después de que Lipa dejara la escuela primaria a la edad de 11 años.

”Me tomó mucho tiempo encontrar mis pies allí. Es interesante entrar en eso a los 11 años, pero creo que no lo cambiaría por nada del mundo porque realmente me ayudó a ser quien soy”, afirmó la diva del pop.

Eventualmente, la cantante decidió regresar a Londres para perseguir sus sueños de una carrera como cantante, viviendo con un amigo de la familia hasta los 16 años.

”Supongo que fue aterrador para mis padres”, le dijo a BBC News en 2016. “Pero les hablaba constantemente por teléfono: ‘Ok, me he despertado. Está bien, estoy en la escuela. Está bien, Estoy de vuelta en casa”, relató.

”Para ellos debe haber sido una montaña rusa de emociones. Para mí, fue el mejor momento de mi vida”, afirmó la hermosa cantante.

Instagram

TRAYECTORIA

Desde que alcanzó la fama con éxitos como New Rules, Be The One, Don’t Start Now y Levitating, la cantante se ha esforzado por honrar su herencia.

En 2018, fundó el Festival Sunny Hill con su padre, recaudando dinero para la Fundación Sunny Hill, que ayuda a las personas vulnerables y necesitadas.

Ella concluirá su gira mundial en la capital albanesa, Tirana, esta semana, con un espectáculo que marca el 110 aniversario de la independencia del país del Imperio Otomano.

Sin embargo, su apoyo a Albania provocó una reacción violenta en 2020 después de que publicó un mapa que parecía mostrar a Albania, Kosovo y partes de los países vecinos de los Balcanes como una sola nación, con una leyenda que sugería que los albaneses son indígenas de la zona.

La controvertida imagen está asociada con los ultranacionalistas que creen que las fronteras de Albania deberían expandirse.

La estrella del pop rápidamente se movió para anular las críticas , diciendo que su publicación “nunca tuvo la intención de incitar al odio”.

“Me entristece y me enoja que mi publicación haya sido malinterpretada deliberadamente por algunos grupos e individuos que promueven el separatismo étnico, algo que rechazo por completo”, escribió en un comunicado.

”Todos merecemos estar orgullosos de nuestra etnia y de dónde somos. Simplemente quiero que mi país esté representado en un mapa y poder hablar con orgullo y alegría sobre mis raíces albanesas y mi madre patria”.

Instagram