Redacción.

La actriz Asia Argento, una de los referentes del movimiento MeToo, que ha estado en la polémica tras ser acusada de violación, rompió el silencio sobre su relación con el chef Anthony Bourdain.

La italiana se ha visto envuelta en un escándalo tras haber sido acusada de abusos sexuales por Jimmy Bennett, un antiguo compañero de reparto.

Argento concedió una entrevista al diario británico The Daily Mail donde habló por primera vez sobre el suicidio del chef.

La actriz confesó que se sintió enojada cuando se enteró que su novio de hace dos años se había suicidado en el baño de la habitación del hotel.

'El enojo me mantuvo viva porque sino la desesperación no tiene fin, no hay fin'.

'La gente dice que yo asesiné a Bourdain. Que yo le maté', relató con lágrimas en los ojos.

'Entiendo que el mundo necesita encontrar una razón. A mí también me gustaría encontrar una razón. No la tengo. Quizá encontraría algún alivio pensando que pasó algo'.

Varias rumores surgieron que la actriz italiana engañaba al chef, días antes de la muerte de Bourdain, Asia fue captada paseando de la mano de otro hombre.

Ella aseguró que mantenían 'una relación adulta', y que sí, que ella lo engañaba, pero que era algo mutuo e intrínseco de su relación: 'Él también me engañaba a mí. Para nosotros no suponía un problema'.

'Era un hombre que viajaba 265 días al año, y cuando nos veíamos éramos enormemente felices el uno en compañía del otro. Pero no éramos ningunos niños. Éramos adultos. Anthony tenía 62 años y yo 42'.

'Lo que si me hace sentir terrible es que él tenía tanto dolor adentro y yo no lo pude ver. No lo vi y por eso me sentiré culpable por el resto de mi vida', contó la italiana.

Asia Argento también contó en la entrevista, que él día siguiente de la muerte de Bourdain ella tomó una decisión: 'O ir a trabajar o no levantarme nunca más'. Así, retomó sus tareas como jurado de la edición italiana del programa de televisión Factor X.