Jessica Simpson fue víctima de abuso sexual, la exigencia de Tommy Mottola y la obsesión de John Mayer

En el libro autobiográfico Jessica Simpson revela cómo el abuso sexual, las exigencias del magnate Tommy Mottola y una relación tóxica con John Mayer la hundieron en las adicciones.

Jessica Simpson hizo revelaciones explosivas en su libro 'Open Book'.
Jessica Simpson hizo revelaciones explosivas en su libro 'Open Book'.

Estados Unidos.

En su libro de memorias "Open Book" Jessica Simpson habla los momentos oscuros en su pasado, como un abuso sexual en su infancia, y los problemas con el alcohol y las pastillas para adelgazar, señalando por esto último a famosos como John Mayer y Tommy Mottola.

Sufrió abuso sexual en su infancia

La cantante estadounidense relató que sufrió abuso sexual cuando tenía 6 años de parte de un amigo de su familia, de acuerdo con un fragmento de "Open Book" publicado en People.

Simpson contó que los agravios sexuales ocurrían cuando compartía la cama de la hija del allegado de su familia cuando se quedaban a dormir en la casa de éste.

"Comenzaba con cosquillas en la espalda y luego (la situación) entraba en cosas que eran extremadamente incómodas", relató.

La celebridad señaló que el trauma de ese momento, junto a otros factores, la condujo a tener una dependencia hacia el alcohol y a las drogas años después.

A los 12 Jessica se animó a decirle a sus padres, Tina y Joe Simpson, sobre el abuso que había vivido. Ella recuerda a su madre golpeando el brazo de su padre y diciéndole: 'Te dije que algo estaba pasando'.

"Nunca más nos quedamos en casa de los amigos de mis padres, pero tampoco hablamos de lo que había pasado", recuerda la hermana de Ashley Simspon.

Tommy Mottola y John Mayer, otros detonadores de sus adicciones

A medida que la carrera musical florecía Simpson también luchó contra la ansiedad y el escrutinio sobre su peso, que comenzó cuando aún era una adolescente.

La ahora madre de tres dijo que el magnate de la música, marido de la cantante mexicana Thalía, en parte mino su autoestima al pedirle que bajara de peso.

“En mi decimoséptimo cumpleaños, volé a Nueva York para reunirme con sellos discográficos. Canté 'Amazing Grace' para Tommy Mottola en Columbia y él quería firmarme. Y luego me dijo: 'Tienes que perder quince libras' ”, recordó Simpson.

Simpson dijo que con 118 libras, "inmediatamente seguí una dieta extremadamente estricta y comencé a tomar píldoras de dieta, lo que haría durante los próximos veinte años".

MIRA: Hermana de Thalía atropella a repartidor por conducir borracha

La cantante dijo que luego encontraría ayuda para luchar contra este flagelo con la ayuda de expertos que la guiaron.

Relación turbulentas

Jessica Simpson también habló sobre su turbulenta relación con John Mayer desde 2006 hasta su separación en 2007, otro factor que la llevó a beber.

Simson conoció a Mayer en una fiesta de los Grammy en 2005, mismo año de su divorcio con Nick Lachey, con quien estuvo casada por tres años.

Después de salir en secreto unos meses, ella se enamoró de su intensidad, al recordar: '' Una y otra vez, él me dijo que estaba obsesionado conmigo, sexual y emocionalmente '', escribió en sus memorias.

Se sentía insegura con John, de 42 años, porque pensaba que no era "lo suficientemente inteligente" para él: "Él era tan inteligente y trataba la conversación como una competencia amistosa que tenía que ganar".

De acuerdo a la cantante, sentía tanta presión por estar con un hombre como Mayer que pedía a amigos que revisaran su ortografía antes de enviar mensajes de texto al también cantante.

"Mi ansiedad aumentaría y me serviría otro trago. Fue mi comienzo confiando en el alcohol para enmascarar mis nervios."

Jessica Simspon y John Mayer en una foto de archivo.

ADEMÁS: Actriz Annabella Sciorra denuncia su violación en el juicio de Harvey Weinstein

Las consecuencias de sus adicciones la dejaron con secuelas físicas. En 2015 no pudo pasar los chequeos médicos necesarios para realizarse una abdominoplastia parcial después de sus embarazos. La respuesta de su médico fue que su hígado estaba muy dañado.

"(Yo estaba) Matándome con toda esa bebida y las píldoras", escribió.

Jessica Simpson confesó que buscó ayuda después de tocar fondo en 2017, en noviembre de ese mismo año entró en un programa para permanecer sobria y no ha bebido nada desde entonces.

Junto con el libro la estrella también está lanzando seis nuevas canciones que cuentan su historia.

Jessica Simpson espera que el libro (y la música) ayuden a otros a saber que no están solos.

La Prensa