Leonardo DiCaprio responde ataques de Bolsonaro sobre incendios en Amazonía

El actor Leonardo DiCaprio rebatió las acusaciones de Jair Bolsonaro, quien lo señaló de ayudar a las organizaciones que han incendiado la Amazonía, Brasil.

Sao Paulo, Brasil.

El actor estadounidense Leonardo DiCaprio rebatió las acusaciones del presidente Jair Bolsonaro de patrocinar incendios en la Amazonía en un comunicado difundido este sábado por la prensa brasileña.

"A pesar de que realmente merecen apoyo, no hemos otorgado fondos a las organizaciones que están bajo ataque", afirmó el ganador del Óscar a través de su cuenta oficial de Instagram.

"Sigo comprometido a apoyar a las comunidades indígenas brasileñas, los gobiernos locales, los científicos, los educadores y el público en general que trabaja sin descanso para proteger el Amazonas con el futuro de todos los brasileños en mente", agregó.

El actor y defensor del medioambiente describió a quienes trabajan para contener la "crisis en el Amazonas" como "un ejemplo increíble, conmovedor y emocionante del compromiso y la pasión que se necesitan para salvar el medioambiente".

DiCaprio hace referencia a la Brigada de incendios Alter do Chão que desde 2018 auxilia a los bomberos en el combate de incendios forestales en Pará (norte), que según la policía regional podría haber iniciado incendios en la región para conseguir donaciones.

MIRA: Anuncian acciones contra Mon Laferte por acusar a Policía de quemar metro

El pasado lunes, cuatro voluntarios en el amazónico estado del Pará fueron arrestados y acusados de provocar los fuegos en la región para presuntamente recibir donaciones, aunque el jueves fueron puestos en libertad tras analizar los documentos recabados por la Policía.

DiCaprio "donó millones" para destruir el medio ambiente, según Bolsonaro

El jueves en su transmisión semanal, Bolsonaro acusó a DiCaprio de "estar colaborando con los incendios en la Amazonía, así no se puede".

Bolsonaro afirmó que la estrella de Hollywood había donado 500.000 dólares a la brigada, destacando una parte "para la gente que estaba prendiendo fuego".

Al día siguiente reiteró las acusaciones.

"Alguien saca una foto (de las llamas), se la envía a una ONG, la ONG contacta a Leonardo DiCaprio y él dona 500.000 dólares. Leonardo DiCaprio, tú estás colaborando con los incendios en la Amazonía", afirmó Bolsonaro en una retransmisión en sus redes sociales.

Además de negar tal donación, DiCaprio afirmó que "el futuro de estos ecosistemas irreemplazables está en riesgo y estoy orgulloso de ser parte de grupos que los protegen".

El actor felicitó "al pueblo de Brasil que trabaja para salvar su patrimonio natural y cultural".

Además de su respuesta a las acusaciones, DiCaprio publicó en su Instagram otros dos comunicados de defensores del medioambiente que expresaron su preocupación por los señalamientos a activistas en Brasil.

"En los últimos días, se han hecho falsas acusaciones para socavar a los defensores del medioambiente y distraer al público de políticas que conducen directamente a desastres como los ocurridos este año en el Amazonas", indicó Wes Sechrest, presidente de la organización Global Wildlife Conservation.

También mostró su inquietud por "los crecientes ataques a personas y grupos que trabajan por proteger la naturaleza en el Amazonas" el presidente de la comisión para la supervivencia de las especies en la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), Jon Paul Rodríguez.

ADEMÁS: Brad Pitt vive romance con Alia Shawkat, una actriz 25 años menor que él

Bolsonaro contra defensores del medio ambiente

El fuego en la región de Alter do Chão -un balneario de arena blanca y agua dulce del río Tapajós- consumió el equivalente a 1.600 campos de fútbol y demoró cuatro días en ser extinguido.

Los investigadores afirman que los voluntarios crearon focos de incendio para luego vender las imágenes al Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), que las habría usado en campañas para recaudar donaciones internacionales, entre ellas una de DiCaprio.

WWF-Brasil niega estas alegaciones y explica que transfirió más de 70.000 reales (unos 16.800 dólares) a la organización local, como parte de un contrato firmado de forma transparente para comprar nuevos insumos de combate a las llamas.

Bolsonaro y su ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, que se han expresado a favor de la explotación comercial de la Amazonía, difundieron la información el martes en sus redes sociales y, tal como habían hecho durante el punto más crítico del aumento de incendios forestales en agosto, culparon a las oenegés que actúan en la región.

La ONG Instituto Aquífero Alter do Chão, encargada de la brigada, afirma que la acusación es infundada.

La prisión de los voluntarios también fue condenada por Amnistía Internacional y Greenpeace, que acusan al gobierno de debilitar los controles ambientales y favorecer, también con su discurso antiambientalista, el avance de la deforestación ilegal en la selva Amazónica.

Los voluntarios de la Brigada responderán en libertad al proceso, tras ser excarcelados el jueves por decisión judicial.