Más noticias

Gwyneth Paltrow llevó a su exmarido a su luna de miel con Brad Falchuk

La actriz y empresaria explicó que Chris Martin les acompañó a su nuevo marido y a ella a su luna de miel en las Maldivas para poder pasar unos días con sus hijos en común.

VER MÁS FOTOS
Gwyneth Paltrow y su esposo, Brad Falchuk.
Gwyneth Paltrow y su esposo, Brad Falchuk.

Los Ángeles, EEUU.

En el hogar de Gwyneth Paltrow las cosas se desarrollan de las maneras más inconvencional y si su 'separación consciente' de Chris Martin en 2014 fue toda una lección de cordialidad y madurez, su matrimonio con Brad Falchuk no iba a ser diferente.

Tras su boda de ensueño con el productor, que tuvo lugar el pasado mes de septiembre en los Hamptons, los recién casados pusieron rumbo a un destino paradisíaco acompañados de sus respectivos retoños y, cómo no, también del líder de Coldplay.

Mira: Los famosos y sus bodas de ensueño en 2018

"Nos fuimos de luna de miel a las Maldivas y nos reunimos toda la familia para Navidad: mi nuevo marido y sus hijos, mi exmarido con los nuestros y algunos amigos cercanos. Fue una luna de miel muy moderna", explicó la intérprete en una entrevista al programa 'Live with Kelly and Ryan', donde su revelación fue recibida con cierta sorpresa por los entrevistadores.

Pese a lo extraño que pueda resultar para algunos esa decisión, lo cierto es que la empresaria ya había publicado en el pasado imágenes de su marido y su ex en su cuenta de Instagram que reflejaban la buena relación que ambos mantienen y que previsiblemente no habría hecho más estrecharse desde que Gwyneth y Brad se convirtieron en marido y mujer.

"Hubo un montón de buenas conversaciones y nos los pasamos muy bien, fueron unos días maravillosos", aseguró ella con total naturalidad para resumir la escapada de la que disfrutaron juntos.

Como ya ha explicado en un sinfín de ocasiones, el objetivo de la estrella de Hollywood y el cantante siempre ha sido proteger la unidad familiar e intentar que sus hijos Apple y Moses notaran lo menos posible el cambio en su rutina, de ahí que Chris se sumara a esas vacaciones.

"Queremos minimizar todo lo posible el impacto y el dolor que puedan experimentar nuestros hijos. Básicamente lo único que ellos quieren es ver a sus padres sentados juntos a la mesa a la hora de la cena, así que hemos intentado que así sea", concluyó la actriz.