29/11/2022
12:09 PM

Más noticias

Tasa de interés activa ha bajado 2.60% en tres años en Honduras

Gobierno mantiene en 3% la Tasa de Política Monetaria y, por ende, eso ha permitido que la tasa activa continúe baja.

San Pedro Sula, Honduras.

La tasa de interés activa, es decir la que pagan los usuarios del sistema crediticio, para operaciones nuevas ha experimentado una sustancial rebaja en los últimos años.

De enero de 2019 a septiembre de 2022, según el Banco Central de Honduras (BCH), la tasa de interés promedio para préstamos en moneda nacional ha bajado de 13.92% a 11.32% anual, o sea 2.60% menos.

Expertos coinciden que hay una serie de factores que explican el abaratamiento del costo del dinero. Entre esos destacan el papel del gobierno regulando el negocio bancario para incentivar buenas prácticas y los banqueros tomando buenas decisiones de crédito, ofreciendo productos transparentes y aplicando su conocimiento y experiencia necesaria.

ADEMÁS

Los créditos bancarios otorgados a los hogares indican una expansión de 26,453.9 millones de lempiras, con variaciones superiores a las observadas antes de la pandemia. Al pasado 30 de junio el saldo de los préstamos a los hogares alcanzó 178,421.8 millones de lempiras.

El gobierno mantiene en 3% la Tasa de Política Monetaria (TPM) y, por ende, eso ha permitido que la tasa activa continúe baja. Los usuarios financieros han crecido en los últimos años.

El número de personas con acceso a crédito en la banca privada cada vez es mayor. Cifras de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) indican que en el periodo 2019-2021 el número de prestatarios se incrementó de 889,017 a 1,259,252, equivalente a 370,235 usuarios más. Es en el bienio 2020-2021 se reporta el mayor aumento al pasar de 828,071 a 1,259,252 prestatarios, o sea 431,181 más.

Un estudio de la CNBS indica que el 79.4% de la cartera de créditos en el sistema financiero corresponde a los bancos comerciales.

Agrega que el crédito bancario al sector empresarial privado refleja un crecimiento más vigoroso, al acrecentarse interanualmente en 19.1% a junio de 2022 (1% en 2021); en un entorno de recuperación económica que ha dinamizado el consumo interno de bienes y servicios, estimulando la inversión privada.

El saldo de los créditos a las empresas ascendió a L237,898.8 millones a junio de este año. La morosidad ha bajado, contrario al comportamiento reflejado un año atrás, producto de la reducción de 6.7% en los créditos en mora, aunado al aumento más vigoroso en la cartera crediticia bancaria.