30/09/2022
01:18 AM

Más noticias

Criminales roban hasta 400 galones de combustible por cisterna en Honduras

El Cohep, a través del comité de hidrocarburos, denunció ayer el repunte de estas acciones ilícitas de criminales.

San Pedro Sula, Honduras.

Representantes del comité de hidrocarburos del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) denunciaron ayer el repunte del robo de combustibles de tanques cisterna en la zona norte del país por grupos criminales.

TOME NOTA

Los empresarios no precisaron las nuevas formas de operar de los “ordeñadores”, pero sí reportan cuantiosas pérdidas.

El problema, que data desde hace años, dejaba menoscabos de 30 a 40 galones de carburantes sustraídos ilícitamente y ahora se ha incrementado de 300 a 400 galones por cisterna propiedad de empresas dedicadas al transporte de hidrocarburos.

“El robo de combustibles ha desencadenado un mercado ilícito, originando conductas de posesión, transporte, almacenamiento, distribución y comercialización ilegal. El auge de esta práctica ilícita pone de manifiesto una tendencia alarmante de grupos criminales en su esfuerzo por diversificar sus fuentes de ingresos y expandir sus redes de extorsión, que se suman al flagelo y al alto costo socioeconómico que los hondureños debemos pagar”, se destaca en el comunicado.

Los miembros del comité de hidrocarburos del Cohep pidieron una estrategia integral y sostenible para combatir este ilícito.

Los delegados de la Asociación Hondureña de Empresarios de Productos Derivados del Petróleo (Ahdep), el Consejo Hondureño de la Industria Petrolera (Cohpetrol) y la Asociación Hondureña de Distribuidores de Productos del Petróleo (Adhippe) que conforman el recién nombrado comité dentro de la iniciativa privada instaron al Gobierno a tomar acciones inmediatas.

La misiva subraya: “Solicitamos a las autoridades del Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT) y de la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte (DNVT) hagan la correcta supervisión, control y decomiso de las unidades que transportan el producto robado en vehículos y lugares no autorizados con el fin de proteger al consumidor final”.

En Puerto Cortés son viejos conocidos los llamados “petrolatas”, grupos delictivos que sin vergüenza alguna se dedican a “ordeñar” las cisternas cuando aún van en marcha. Pese a que por un tiempo se contrarrestó este ilícito que se deba a plena luz del día, el sector privado denuncia que ya no aguantan tanta pérdida por el hurto.