05/10/2022
02:25 AM

Más noticias

Tarifas estancan revisión de contratos de energía

La estatal eléctrica no ofrece garantía de sostenibilidad a los inversionistas, solo les traslada el riesgo, señala experto.

Además

La Enee debe contratar el suministro de al menos 450 megavatios entre 2023 y 2024 para garantizar el servicio por la elevada demanda que tendrá el país en los próximos 10 años. La instalación de plantas tarda al menos 18 meses después del proceso de licitación, por lo que la estatal debe acelerar los procesos.

Tegucigalpa. La segunda ronda de negociación de 28 contratos de energía está empantanada en la revisión de tarifas, ya que la estatal insiste en los 0.11 centavos de dólar por kWh y los generadores señalan que no es viable.

Lo que sí avanza cada mes es la deuda de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) con los generadores privados. Cada 30 días, el incremento en la factura por suministro de energía es de unos L1,600 millones.

El saldo de la deuda de la Enee ronda L16,000 millones y el pago está sujeto a los resultados de la revisión de los contratos; o sea, la reducción de precios, de acuerdo con las autoridades de la estatal.

La negociación de los 28 contratos de energía cerró sin cumplir los objetivos anunciados en los 60 días de la primera ronda.

Samuel Rodríguez, agente generador del Mercado Eléctrico Nacional (MEN), dijo que “no hay posibilidades de bajar precios de contrato a los valores que el Gobierno ha marcado, esos valores no son sustentables financieramente”.

Agregó que se sacaron valores de contratos solo por comparación de precios de empresas distribuidoras de energía de Guatemala y El Salvador, las que son rentables respecto a la Enee. Las autoridades de la estatal propusieron bajar de 15.65 a 11 centavos de dólar a las plantas solares, lo que no fue aceptado e hicieron una propuesta de 13.82 centavos por kWh.

Rodríguez dijo que la Enee no ofrece garantía de sostenibilidad financiera y por la política que adoptó el Gobierno le trasladó el riesgo a las inversiones, y eso ahuyenta la posibilidad de contratar energía a precios más competitivos. Este es otro de los asuntos que la Enee y generadores discuten en la segunda ronda de negociaciones.

Para Rodríguez, lo idóneo es que las autoridades de la estatal les compartan los estados financieros para que sus expertos hagan un análisis y brindar soluciones integrales para el rescate financiero de la empresa. Subraya que las negociaciones están estancadas en las revisiones financieras de los 28 contratos.