16/07/2024
08:32 AM

Siete cosas que el Banco Mundial resalta de la economía hondureña

  • 10 junio 2015 /

Investigadores del organismo califican que las acciones de Gobierno van por buen camino.

Tegucigalpa, Honduras

Miembros del Banco Mundial presentaron la primera edición del Análisis para el Diálogo Nacional Económico de Honduras que evalúa las implicaciones de las tendencias económicas y de las reformas de política en términos de los objetivos de desarrollo.

El informe destaca la importancia de mantener las políticas fiscales, el control del gasto para generar crecimiento y reducir la pobreza, sustentado además por factores externos como la recuperación económica de Estados Unidos, el aumento de las exportaciones y los bajos precios del petróleo.

A continuación los principales hallazgos del informe:

1

política fiscal

El informe resalta la necesidad de que as autoridades continúen manteniendo 'las políticas macroeconómicas y fiscales sólidas' para evitar crisis y 'perpetuar la pobreza'.

La inestabilidad fiscal generó el incremento del déficit del sector público del 4.5% del PIB en 2008 al 7.6% en 2013. 'Esta tendencia se vio impulsada en parte por un aumento en el gasto público. Como resultado, el saldo de la deuda pública creció del 30% del PIB en 2010 al 43 por ciento en 2013'.

El informe reconoce que 'desde diciembre de 2013 las autoridades están trabajado para superar la inestabilidad fiscal crónica mediante reformas para consolidar las finanzas públicas. La agenda fiscal del gobierno aborda desafíos tanto del lado de los ingresos como de los gastos'.

Foto: La Prensa

2

Gastos públicos

Además, la proporción de gastos no discrecionales o “rígidos”—lo cual incluye los salarios del sector público y los pagos del servicio de la deuda—se incrementaron de manera progresiva, lo que limitó la disponibilidad de recursos para inversión pública o políticas fiscales contra cíclicas.

'El gobierno también está reforzando los controles de los gastos actuales por medio del fortalecimiento de su supervisión de los sistemas de planilla y compras. Además, el gobierno se ha embarcado en una reforma del sector de energía, que en 2013 representaba un impacto fiscal directo del 1.8 por ciento del PIB'.

3

REFORMA TRIBUTARIA

El informe destaca que la reforma tributaria de diciembre de 2013 mejoró los ingresos en más de 1.7 puntos porcentuales del PIB en 2014 en relación con el promedio de los tres años anteriores.

Esa reforma más el control del gasto han reducido el déficit 'en 3.3 puntos porcentuales del PIB en un año, del 7.6% del PIB en 2013 a un 4.3% en 2014' y agrega que esa medidas incluyen ajustes a las tarifas de electricidad, la reducción de los subsidios a la electricidad, y el mejoramiento de la gobernabilidad de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica.

El informe reconoce que 'hasta ahora las autoridades han demostrado su compromiso con la consolidación fiscal. Aunque el impacto no resultará evidente de inmediato y los esfuerzos para contener el gasto corriente incluso podrían amortiguar las tasas de crecimiento en el corto plazo'.

Foto: La Prensa

4

crecimiento económico

A medio plazo el éxito en la consolidación de las finanzas públicas 'será esencial para reforzar la capacidad de recuperación y la aceleración del crecimiento económico'.

Reconoce además que Honduras se ha recuperado de la crisis económica mundial 'con lentitud' y tras un crecimiento negativo del 2.4 por ciento en 2009 se logró pasar a 3.8 por ciento positivo entre 2010 y 2012. 'En 2014 el crecimiento mejoró al 3.1 por ciento y se espera que la perspectiva mejore durante 2015-2016'.

Sin embargo, se preve que el crecimineto no alcance las tasas observadas a mediados de los años 2000.
'En 2015 se proyecta que la economía crezca un 3.2 por ciento, apoyado por los sectores más importantes'.

5

PROYECCIÓN SECTORIAL

El documento manifiesta que el consumo interno impulsará la actividad económica y que la inversión privada se recuperará tras una contracción en 2013.

Además se estima que la recuperación actual en los Estados Unidos ayudará al sector manufacturero y se incrementarán las exportaciones y los flujos de remesas.

Del lado de la oferta, se espera que la producción de café aumente ya que la plaga de la roya que afectó el sector en 2012-2014 parece estar contenida.

También se augura un aumento continuo de producción de palma aceitera y de frutas, y una mejora en los rendimientos de los cultivos de alimentos destinados para el mercado interno.

En el sector de los servicios, la venta de los derechos de la banda de 4G permitirá a las empresas de telecomunicación y a los proveedores de internet ampliar sus servicios.

También se espera que los servicios financieros mejoren en el mediano plazo, aunque el acceso al crédito en el país sigue siendo limitado.

6

deuda pública desacelera

Se espera que los indicadores macroeconómicos mejoren, condicionado a una ejecución sostenida de la agenda de reformas.

En 2015, los esfuerzos de consolidación fiscal, un influjo fuerte de remesas, y un precio del petróleo bajo, apoyarían una reducción en el déficit en cuenta corriente, que en el pasado ha reflejado una reducción en el ahorro nacional.

Se espera que el aumento significativo en la deuda pública observado desde 2010 se desacelere, alcanzando un pico en 2017 y reduciéndose gradualmente en el mediano plazo.

Se espera que la inflación sea contenida. Asimismo, el tipo de cambio real efectivo se ha venido apreciando gradualmente, por lo que se espera que tenga un efecto sobre la competitividad comercial de Honduras.

7

LA POBREZA

Según el informe en 2013 un 64.5% de los hondureños tenían ingresos por debajo de la línea de la pobreza y el 42.6% vivían en extrema pobreza, 'tasas altas, pero que reflejan una reducción a partir de 2012'.

En los años 2000 tanto la pobreza como la pobreza extrema se redujeron a medida que las oportunidades de empleo se ampliaron y los ingresos por trabajo redujeron la pobreza extrema un 5.2 por ciento entre 2003 y 2007.

Sin embargo, la disminución en las tasas de crecimiento cuando se inició la crisis financiera mundial ha destruido gran parte de los avances.

Los programas sociales focalizados han demostrado potencial para reducir la pobreza, y la finalización de la agenda de reformas del gobierno generaría un espacio fiscal muy necesario para ampliar estos esfuerzos.

Por ejemplo, el programa de transferencias condicionadas Bono Vida Mejor (anteriormente denominado Bono 10,000) ha reducido la pobreza extrema entre los beneficiarios del programa en tres puntos porcentuales desde 2011, durante un período en el cual las tasas de pobreza a nivel nacional subieron.

Foto: La Prensa