Tegucigalpa, Honduras.

Con el fin de promover la equidad de género en la agricultura, así como revisar las políticas que motivan la participación de la mujer en el campo, esta semana se firmó un importante convenio de cooperación.

Se trata de un memorándum de entendimiento entre el Instituto Hondureño de la Mujer (Inam) y la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG).

Maritza Perdomo directora técnica del Inam, explicó que las reuniones con la SAG tiene la meta de reestructurar la oficina de Género de esta Secretaría de Estado.

“El tema de género en el agro permitirá identificar cuáles son las aéreas para apoyar a la mujer productora. En Honduras estamos hablando de unas 2 millones de personas que se dedican a esta labor y que usualmente han sido invisibilizadas en la mayoría de programas y proyectos o que las asociamos a las labores agrícolas de patio”, advirtió Perdomo.

Sin embargo, agregó que existen proyectos emblemáticos donde la SAG está trabajando con población de mujeres en el agro y el reto que estas intervenciones tengan el enfoque de género, es decir que se disminuyan brechas de desigualdad, por ejemplo el acceso a la tierra, no es lo mismo entre y mujeres, también el acceso al crédito.

“Tenemos que tomar acciones en conjunto para disminuir las brechas de desigualdad por genero”, expresó.

El 15 de octubre pasado se celebró el Día Internacional de la Mujer Rural.

Las mujeres rurales del mundo desempeñan una importante función en lo que se refiere a garantizar la seguridad alimentaria y en lo concerniente al desarrollo y la estabilidad de las zonas rurales.

No obstante, al no habérseles reconocido debidamente su condición jurídica y social o siendo limitado tal reconocimiento, las mujeres a menudo carecen de facultades para adquirir derechos de propiedad sobre la tierra o tener acceso a servicios esenciales, como el crédito, la extensión, la capacitación, la enseñanza o los insumos agrícolas.