29/02/2024
01:30 AM

Reducción del déficit pesará en la negociación de Honduras con el FMI

  • 01 octubre 2014 /

Expertos coinciden con las recomendaciones que dejó la última visita del organismo.

Tegucigalpa, Honduras.

Mientras continúan las negociaciones en Washington entre el Gobierno de Honduras y el Fondo Monetario Internacional (FMI), aspectos como el comportamiento del déficit fiscal y las medidas para reducirlo pueden jugar un papel decisivo en el resultado del proceso.

Un panel de expertos nacionales e internacionales que analiza sobre el curso que llevan las negociaciones sugiere que al final, lo que mira el Fondo Monetario es la sostenibilidad de las finanzas públicas de Honduras, analiza los ingresos y los egresos, así como las medidas a tomar.

Agregan que al anuncio del Gobierno de reducir el Presupuesto 2015 hace surgir la pregunta de si será lo suficiente como para compensar y lograr un déficit razonable.

El revisado Programa Monetario 2014-2015 revela que el déficit fiscal de la administración central será de 5.2% del PIB para este año y 4% para 2015, equivalente a 21,160.8 y 17,759.4 millones de lempiras, respectivamente.

La meta de déficit para el resto del sector público es de 5% del PIB para 2014 y 2.4% para 2015, equivalentes a 20,476.2 y 10,492.6 millones de lempiras cada uno. El compromiso es que el déficit del sector público combinado baje a 1.7% del PIB para 2017.

No obstante, uno de los entrevistados plantea dudas sobre la factibilidad de alcanzar esas metas. “No miro de dónde vienen los ahorros, a menos que busquen nuevas medidas de ingresos”, advirtió.

Otros panelistas subrayan que los desbalances actuales son muy fuertes. “No solo es la Enee, es un abultado déficit fiscal que no tiene una medida de recorte de gasto; no sé cuál será el as bajo la manga que el Gobierno presentará al Fondo Monetario”, comentó uno de ellos. Las opiniones de los expertos coinciden con las observaciones de la misión del FMI que estuvo en el país del 2 al 12 de septiembre pasado. “La misión y las autoridades coincidieron en que para reforzar las finanzas públicas es esencial reducir el déficit de la empresa pública de energía eléctrica y de la administración central”, argumentaron en el comunicado emitido al final de la visita.

Además de lo anterior, la misión del FMI concluyó que “acordamos que la reducción en el nivel del gasto debe ser acompañada por cambios en su composición, con el fin de crear espacio para el gasto social que ayude a reducir la pobreza, así como para proteger la inversión para promover el crecimiento económico”.

Comportamiento financiero

El Gobierno hondureño ha venido abordando con el FMI el comportamiento esperado de las finanzas públicas en el mediano plazo.

En este sentido, el Gabinete Económico expuso el presupuesto plurianual para el período 2015-2018, en donde se destaca el curso que puede tomar el comportamiento del gasto.

El presupuesto de la administración central refleja un aumento de 105 mil a 116 mil millones de lempiras durante el cuatrienio 2015-2018, con un incremento de 11,306.7 millones o 10.8%.

El presupuesto de las instituciones descentralizadas subirá de 80,470.6 a 91,302.3 millones de lempiras, un aumento de 10,831.7 millones o 13.5%.

En cifras globales, el presupuesto del sector público hondureño aumentará de 185,482 a 207,620.4 millones de lempiras, con un alza de 22,138.4 millones y 11.9% entre 2015 y 2018.

Sin embargo, todas estas previsiones dependen de negociar con éxito el acuerdo por tres años con el FMI, cuya confirmación se dará a conocer mañana, según lo adelantado por las autoridades, las que en caso de fracaso tendrán necesidad de un plan de contingencia.