Más noticias

Mora de la Enee crece en más de L5,700 millones en gestión de EEH

La morosidad total de la estatal es de L12,885 millones, aunque la mora histórica ha bajado, las cuentas gestionadas por el concesionario van en aumento.

Tegucigalpa

La morosidad total de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) se ha incrementado de L7,122 millones a L12,885 millones de noviembre 2016 al 30 de junio de 2021.

La reducción de la mora de la estatal es otro de los compromisos que la Empresa Energía Honduras (EEH) ha incumplido.

Al 30 de junio de 2021, este indicador subió a L12,885 millones, según el informe más reciente de Manitoba Hydro International (MHI), es decir, que se incremento en L5,763 millones desde el inicio del contrato de EEH.

El informe 53 de la empresa supervisora señala que “a medida que se va recuperando la morosidad de las cuentas heredadas de Enee va creciendo la morosidad de las nuevas cuentas gestionadas por EEH desde el inicio de sus operaciones”.

Para la supervisora canadiense, siempre existirán cuentas morosas en la gestión de una empresa de energía eléctrica; pero el efecto del crecimiento de la morosidad es necesario mitigarlo, y la industria de servicios públicos desarrolla procesos de provisión de cuentas incobrables cada año, hasta su castigo (depuración de estas cuentas incobrables cada dos años, aproximadamente), o pasarlas a pérdidas si fuese necesario.

El reporte de MHI indica que el número de abonados de la Enee en situación de mora ha crecido.

En julio del año pasado sumaron 692,363 clientes en condición de mora y a junio de 2021 crecieron a 707,581. La mayor parte de la mora corresponde a los clientes residenciales con 629,049, es decir, 88.9% del total.

A propósito de que la Superintendencia de Alianza Público Privada (SAPP) dio un plazo de diez días a la concesionaria para que subsane fallas en el contrato, el Sindicato de Trabajadores de la Enee (Stenee) planteó ayer que haya un acercamiento directo entre el Gobierno y con interlocutores de alto nivel para llegar a un acuerdo justo entre la empresa de capital hondureño-colombiano y la estatal eléctrica “por el bien de Honduras”.

La EEH pretendía demandar al Estado de Honduras por L4,577 millones argumentando incumplimiento del Estado al contrato que vence en 2023, pero la Corte Suprema de Justicia desestimó esa petición.