Mujeres rurales lideran campaña contra la violencia de género y la covid-19

La campaña #LoNormalEs busca que las comunidades afectadas por la crisis y la población en general adopten medidas para la prevención del covid-19, además de proteger a las mujeres y las niñas contra la violencia de género.

Gracias al apoyo financiero del Gobierno de Canadá y SeedChange se capacitó a unas 118 mujeres rurales sobre competencias de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC).<br/>
Gracias al apoyo financiero del Gobierno de Canadá y SeedChange se capacitó a unas 118 mujeres rurales sobre competencias de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC).

Tegucigalpa, Honduras.

Unas 118 mujeres rurales organizadas en redes en 6 departamentos participaron activamente en un programa de capacitación en competencias de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) que les permitió utilizar herramientas digitales en el proceso de diseño e implementación de la campaña #LoNormalEs para la protección y prevención de la Violencia de Género y covid-19, rompiendo barreras en el acceso a información relevante para la prevención de riesgos y el manejo de tecnologías en zonas rurales.

La violencia de género es una de las amenazas más generalizadas para el desarrollo sostenible, al igual que la crisis climática, los recientes desastres naturales por Eta y Iota y la crisis sanitaria por la covid-19, porque tienen impactos negativos en el acceso, el uso y el control de una amplia gama de recursos, y en la capacidad de cumplir con los derechos humanos, especialmente para las mujeres y las niñas.

El reciente estudio “Análisis Rápido de Género (ARG)” de CARE y ONU Mujeres describe cómo las crisis recientes en Honduras han exacerbado los índices de la violencia basada en género (VBG) e inseguridad y recomienda considerar el acceso digital y a las comunicaciones como un servicio esencial en tiempos de crisis.

web 2.56(800x600)
El grupo de mujeres rurales reciben paquetes de internet en sus móviles para continuar desarrollando sus habilidades en comunicación.


Como respuesta a la necesidad urgente de acceso a información para la prevención de riesgos y el uso de herramientas digitales en zonas rurales, organizaciones de la sociedad civil como CARE Internacional, ASONOG, FIPAH y PRR, a través del Proyecto de Seguridad Alimentaria frente a la crisis por covid-19 en comunidades indígenas y rurales de Honduras y el Proyecto CARE/PROLEMPA, están impulsando procesos de fortalecimiento de capacidades en TIC y desarrollando campañas de prevención de VBG y covid-19 en 6 departamentos del país con el apoyo financiero del Gobierno de Canadá y SeedChange.

La participación activa de las redes de mujeres, organizaciones de productores, OMMs y especialistas de género de CARE ha sido esencial para el diseño y desarrollo de la campaña en los departamentos de Comayagua, Santa Bárbara, Yoro, Lempira, Intibucá y La Paz. La campaña tiene el propósito de sensibilizar e informar a las comunidades fuertemente afectadas por la crisis y la población en general para que adopten medidas para la prevención del covid-19 y la protección de las mujeres y las niñas contra la violencia de género a través de la participación comunitaria, redes sociales y los medios de comunicación comunitarios y nacionales a nivel masivo y digital.

Para Maite Matheu, directora de CARE Honduras, “estos procesos contribuyen a democratizar el acceso digital y reducir las barreras al derecho a protección y seguridad que miles de mujeres en condiciones de riesgo a la violencia de género enfrentan para poder acceder a un servicio especializado o realizar una denuncia. Sin embargo, la barrera más importante está en manos de las instituciones públicas quienes deben aumentar su compromiso para mejorar la cobertura y la calidad de los servicios a las sobrevivientes, incluida la respuesta a la denuncia”.

web 3.36(800x600)
Las 118 mujeres rurales son las responsables de la difusión de la campaña #LoNormalEs al convertirse en voceras de sus comunidades.


Para María Inés, lideresa en San Francisco de Opalaca, Intibucá, disponer de herramientas digitales y conectividad es indispensable para denunciar la violencia de género en sus comunidades. “Ahora podemos denunciar la violencia públicamente, poner en Facebook lo que a uno le ha pasado y si estamos en peligro pedir ayuda con una llamada porque en nuestras comunidades no hay autoridades que nos atiendan, pero por celular uno puede denunciar y así sí les ponen atención a estas situaciones de violencia”.

Las 118 mujeres rurales reciben paquetes de internet en sus móviles para continuar desarrollando sus habilidades en comunicación, ampliando su comunidad digital mediante la difusión de la campaña #LoNormalEs y participando en medios locales de TV y radio como voceras de sus comunidades en la denuncia activa, sensibilización e incidencia para involucrar a la ciudadanía, a la sociedad civil organizada y demandar a los garantes de derechos por la movilización y la implementación de recursos de manera dirigida e informada por las mujeres rurales.

Para el equipo capacitador, la experiencia ha sido en suma satisfactoria. “Si deseamos alcanzar cambios tangibles las mujeres de las comunidades deben formar parte activa en los procesos de cambio. Para el equipo encontrar la sonrisa detrás de sus mascarillas, de más de 100 mujeres rurales, durante el proceso de capacitación dispuestas a liderar sus campañas contra la Violencia de Género y la covid-19 en sus comunidades, fue una experiencia de total satisfacción en el lanzamiento de su nueva campaña de Prevención de covid-19 y Violencia contra Mujeres y Niñas denominada, #LoNormalEs”.

La experiencia de CARE trabajando en más de 100 países da evidencia de que las mujeres en todas partes comprenden mejor las soluciones a los problemas que enfrentan en la primera línea durante las crisis, ellas tienen acceso y alcance dentro de sus comunidades y su capacidad para organizar acciones colectivas fomenta la protección y la solidaridad.

Afirman que “en las emergencias recientes en Honduras, hemos constatado que el liderazgo y la organización de las mujeres contribuye de manera decisiva a la protección de los derechos de las poblaciones más afectadas, en especial de las mujeres y niñas en riesgo a la violencia de género. Sin embargo, es necesario facilitar entornos seguros para que desarrollen su potencial en pie de igualdad, así como el apoyo decidido del gobierno y las instituciones públicas competentes ampliando la cobertura y la calidad de los servicios de respuesta y prevención a la violencia de género”.

#LoNormalEs luchar por las mujeres para que tengan voz en las decisiones que las afectan, porque la solución a las peores crisis es la igualdad de género”, concluyen.

La Prensa